Bravo revivió la hostilidad que sufrió la UC en Uruguay: "Me llegaba de todo en la cabeza"

El extremo de la UC reconoció que jugar en el Luis Franzini ante Danubio por Copa Sudamericana fue duro, pero admitió que "eso da más ganas para ganar el partido".

Por

Por Pablo Serey Correa – El Gráfico Chile

Un sabor muy especial tuvo el triunfo 2-1 de Universidad Católica sobre Danubio en el Luis Franzini de Montevideo. Además del valor histórico de la victoria, el hecho de celebrar en medio de un escenario hostil dejó un gusto extraordinario en el plantel cruzado.

Así lo confesó Christian Bravo, quien en medio de un almuerzo con hinchas de Católica revivió la hostilidad que sufrió el equipo chileno en suelo oriental. “No era una cancha fácil, era una cancha bastante complicada. A mí me tocó jugar por el lado donde estaba la hinchada de Uruguay, me llegaban pilas, me llegaba de todo en la cabeza, fue un partido difícil pero creo que lo sacamos adelante”, reveló el extremo.

Al ser consultado por la existencia de un clima adverso en el Luis Franzini, el mundialista Sub 20 en Turquía 2013 respondió que “claramente que fue así, partiendo por la cancha donde nos metieron. No era un estadio normal que digamos, era bastante pequeño y la gente estaba ahí encima. Los gritos para qué decir y las cosas que tiraban, por mi lado fue bastante difícil el primer tiempo, pero eso da más ganas para ganar el partido”.

En ese contexto, el formado en la Universidad de Chile remarcó el buen sabor de la victoria obtenida al plantear que “uno se siente mejor en el camarín sabiendo que ganaste remando contra todo y más encima sabiendo que fue el primer triunfo de Católica en Uruguay”.

Sobre, las expectativas de la UC en la Sudamericana, el ex Granada explicó que “nos estamos tomando esta Copa bastante en serio, Nos estamos preparando bastante bien. Con el plantel que tenemos no deberíamos tener problemas ahora con el rival que tenemos, pero hay que ir paso a paso y tratar de hacer las cosas de la mejor manera”.

Por último, el puntero que sufrió un esguince en su tobillo izquierdo que lo marginará para el duelo del domingo ante la Universidad de Concepción en San Carlos de Apoquindo, subrayó la importancia que tiene para Católica ser el único representante chileno en la Sudamericana, tras las eliminaciones de Wanderers, Huachipato y el Campanil.

“Lo conversamos y ahora tenemos una presión extra porque somos el único equipo chileno que queda en competencia en la Sudamericana. Más encima tenemos dos campeonatos más, se nos complican un poco más las cosas pero estamos trabajando para hacerlo de la mejor manera”, indicó.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo