La colonia de juveniles chilenos que causan sensación en Estados Unidos

Sergio Lemus, Benjamín Sierra y Pablo Jara son tres cadetes que dejaron el fútbol chileno para ser figuras en las ligas universitarias de Estados Unidos. ¡Mira sus historias!

Por

Giusepppina Lobos – El Gráfico Chile

Cada día los juveniles chilenos dan más que hablar en las canchas nacionales. Hay casos como Sebastián Vegas o Bryan Vejar que siendo Sub20 ya son titulares indiscutidos en sus clubes o Cristián Gutiérrez y Nicolás Orellana que buscan cada semana ser una alternativa para sus técnicos. Pero, ¿Qué pasa con los cadetes que teniendo 19 o 20 años no tienen chances en sus equipos?

Hoy, tres chilenos, encontraron la solución: Jugar durante cuatro años por la selección de fútbol de las mejores universidades de Estados Unidos. Pero no tanto solo eso, la beca también incluye la posibilidad de estudiar de forma gratuita una carrera profesional, alimentación y vivienda.

Pablo Jara: Arquero 

Diciembre 2013. Alberto Gutiérrez, en ese entonces Gerente Deportivo de los juveniles de Colo Colo, se acerca a Pablo Jara para conversar sobre las opciones de préstamo: El arquero era suplente en la juvenil del Cacique y no estaba considerado para subir al primer equipo. La idea de tomar ritmo en un equipo más chico seducía a Jara, hasta que apareció la posibilidad de ir a Estados Unidos a jugar a una liga universitaria.

“Colo Colo es quien me manda para acá porque necesitaban enviar a un chico que cumpliera tanto en la parte futbolística como académica. Una vez que me proponen esta idea, mi respuesta siempre es positiva, nunca dudé de venirme. Cuando estábamos en el proceso de arreglar los papeles, el técnico viajó a Chile y me vio jugar. De inmediato me hizo el ofrecimiento”, comenta Jara.

De esa conversación han pasado más de dos años, donde incluso formó parte del cuerpo técnico de Héctor Tapia. Hoy Pablo además de defender los colores de Wingate bulldogs, equipo que pertenece a la Universidad con el mismo nombre, debe equilibrar su día con los estudios de la carrera que eligió (Sport management).

La jornada del ex colocolino es bastante dura: A las 6:00 am ya está listo para comenzar un entrenamiento con sus compañeros. Luego de la práctica matinal, Jara regresa a su facultad para iniciar sus clases las cuales duran hasta las 16:00 hrs. ¿El resto del día? Divide su tiempo entre gimnasio y la biblioteca.

Tenemos un edificio en la Universidad donde solamente están nuestros camarines y está valorado en más de dos millones de dólares. Hay una sala de juego, mesas de ping pong, tinas de hielo, un gimnasio y una clínica de último nivel solo para el equipo de fútbol. ¡Imagínate que tenemos una máquina lanzabalones!, eso ni pensarlo en Colo Colo“, sostiene entre risa y asombro el portero chileno.

A diferencia de lo que se podría pensar, la liga universitaria de Estados Unidos es bastante profesional y consiste en un torneo anual que dura cuatro meses. Los días de partidos son los miércoles y sábados.

“En mi equipo solamente hay tres americanos, el resto son todos extranjeros; por ejemplo en el plantel hay 10 ingleses, dos brasileños, un español, un colombiano. Una vez que llegué acá me di cuenta que lo que prevalece en todos los equipos es la parte física; el nivel es muy alto y sin duda se asimila a lo que es Primera B en Chile“, afirma Pablo Jara al diario El Gráfico.

Pero los ochos meses que lleva Pablo en Estados Unidos no han sido fáciles. A pesar de que su rendimiento lo tiene bastante feliz, el idioma y el hecho de extrañar a su familia, son el punto débil del arquero.

“La mayor dificultad a la que me he enfrentado es el idioma. Cuando acepté venirme a Estados Unidos no sabía nada de inglés y ha sido un desafío gigante, cada clase sufro una eternidad. En cambio en la cancha es mucho más fácil porque hay lenguajes que son universales”, afirma el jugador.

Dejar toda su vida en nuestro país fue una decisión bastante dura para el futbolista, pero sin duda alguna hay algo que no olvida: Su fidelidad por Colo Colo. A lo largo de la entrevista el arquero no deja de mencionar lo importante que fue el club durante el proceso de preparación para viajar a Estados Unidos:

“Me formé y estuve 10 años en Colo Colo y durante ese tiempo siempre tuve la ilusión de jugar en  el primer equipo. Pero desde el momento que ofrecieron venirme a Estados Unidos me di cuenta quizás era necesario dejar todo en busca de mi sueño y en eso estoy, sacrificándome“, comenta el arquero quien ha sido titular en los partidos que lleva el equipo en el torneo.

¿Cuál es el objetivo final de Pablo Jara? El arquero es sincero en comentar que “me vine a Estados Unidos buscando llegar al nivel profesional. En la historia de mi club hay 3 o 4 jugadores que durante su carrera de estudios, los vinieron a buscar entrenadores de la MLS”.

Benjamín Sierra: Delantero

Benjamín Sierra tiene el fútbol en la sangre: Es sobrino del actual entrenador de Colo Colo, José Luis Sierra y del exfutbolista Sebastián Miranda. El “Benja” también eligió que su futuro estaba fuera de Chile y actualmente es el delantero estrella del equipo de fútbol de la University of Indianapolis.

Pero la historia de Sierra no fue igual que los otros futbolistas, puesto que fue el mismo quien contactó a 2SV Sport, empresa encargada de llevar a los jugadores a Estados Unidos. El delantero que hizo todas las inferiores en Unión Española no estaba teniendo la continuidad que él quería en el club y creyó que realizar su carrera fuera de Chile era una opción muy buena para su futuro.

“Les mandé un mail y ellos me envíaron los formularios de vuelta. Luego me invitaron a un evento selectivo donde quedé y ahí empezó el proceso, el cual terminó cuando fui a Disney a un torneo de fútbol donde están todos los entrenadores de las universidades. Es mejor porque te ven en vivo y en directo. Una vez que llegué a Santiago, desde la empresa me hicieron los contactos para hablar con el DT que me había elegido”; comenta el jugador de 19 años.

Luego de esa conversación a través de Skype con su nuevo entrenador, Benjamín tomó un vuelo y se fue a probar suerte a Estados Unidos. A diferencia de otros jugadores que eligen carreras relacionadas a los deportes, Sierra escogió seguir una profesión ligada a los negocios; Por lo mismo debe estudiar el triple que sus compañeros: Ejemplo de ello es que los días viernes asiste a clases de reforzamiento en la universidad para así mejorar su rendimiento.

¿Qué diferencia hay entre el fútbol en Chile y Estados Unidos? El atacante nacional es bastante realista al momento en analizar la liga universitaria en donde es figura. “La diferencia es más que nada física, acá son más fuertes, corren y saltan mucho, pero en Chile los jugadores son técnicamente mucho mejor“, comenta el jugador

Al igual que los otros chilenos que están buscando suerte en Estados Unidos, el idioma y la distancia con su familia son los puntos débiles de este nuevo camino. Pero Benjamín agrega otro elemento que le ha costado asimilar durante su estadía en Indianapolis: Las restricciones que le pone su entrenador dentro de la cancha.

“Yo soy delantero y en Chile estaba acostumbrado a bajar a ayudar a construir las jugadas y acá no puedo. Mi entrenador me dice “No quiero que hagas esto, tú solo tienes que estar en el área, esperando el centro”“, afirma Sierra.

A un mes de su llegada a Estados Unidos, Benjamín Sierra cada vez se acostumbra más a su nuevo hogar. En sus tiempos libres aprovecha de salir con sus compañeros del plantel- los cuales al igual que él, son extranjeros-y disfrutar de los paisajes que le entrega la Universidad de Indianapolis.

En ese ambiente, el exjugador de Unión Española se da un tiempo para conversar y recordar a un personaje importante en su vida en nuestro país: El técnico José Luis Sierra. “A penas supo esta idea dijo que me iba a apoyar, que iba a estar conmigo en la decisión que yo tomara. Cuando me enteré que mi tío llegaba a Colo Colo estaba feliz, porque sé que su objetivo siempre es ganar y salir campeón

A pesar de que el quedan cuatro años de carrera universitaria y muchos goles por convertir, el “Benja” ya piensa en el futuro: “Yo quiero ser futbolista profesional y la idea de venir para acá es que me vea un técnico de la MLS

Sergio Lemus: Arquero 

Sin duda alguna los hinchas de Universidad Católica lo extrañan. Después de Miguel Vargas, arquero titular de la Sub 19, Sergio Lemus era el portero del futuro. ¿En qué momento cambió todo? Su excompañero de la UC, Milenko Tadic, quien cursó parte de la educación media en Estados Unidos, le comentó a Sergio de la beca que entregaba la empresa 2SV Sport.

Luego de escuchar la propuesta, Sergio no dudó que seguir su carrera futbolística en Estados Unidos era lo indicado. Y no tan solo por lo que podía crecer como arquero sino que también como estudiante.

“El perfil que la empresa busca es de un buen jugador y que sea bueno en lo académico. Siempre le he dado mucha prioridad a mis estudios. A diferencia de mis compañeros que iban a colegios de deportistas, yo me quedé en mi colegio de toda la vida, di la PSU y me fue bie. Podría haber entrado a estudiar en Chile, quise darle un año más al fútbol“, sostiene el portero chileno.

Tras la conversación con Milenko, Sergio comenzó den inmediato con un curso intensivo de inglés durante un año. En medio de este proceso, el arquero y otros jugadores-como Benjamín Sierra- que estaban esperando una respuesta a la beca, viajaron a un torneo mundial el cual se desarrolló en Disney. Lo particular de este campeonato es que hay cerca de 300 técnicos recorriendo las 20 canchas donde se juega fútbol en simultáneo.

El campeonato fue en un complejo que tiene ESPN en Disney. La organización fue increíble, nada que envidiarle a los mejores campeonatos del mundo. Yo tenía los contactos con un entrenador que necesitaba un arquero; me fue a ver allá y me hizo el ofrecimiento”, comenta el portero a el diario El Gráfico.

Ya con la aceptación de su técnico, Lemus tomó sus maletas y partió a Estados Unidos para por una parte defender los colores de Queens University of Charlotte y por otra estudiar matemáticas.

A diferencia de los otros dos jugadores que entrenan temprano, Sergio tiene sus prácticas durante la tarde, por lo que durante las primeras horas del día se concentra en sus estudios. Luego del entrenamiento que dura alrededor de una hora y media, Sergio se focaliza en sus sesiones de pesa en el gimnasio.

Lo último es fundamental para el arquero puesto a pesar de no tener una gran estatura, ha podido potenciarse en otros aspectos físicos. “Tenemos sesiones de pesas dos veces a la semana, aparte de las que hacemos en el entrenamiento. Durante la pretemporada por ejemplo, entrenábamos dos a tres veces al día” afirma Lemus, quien además agrega estar sorprendido por el buen nivel de fútbol que se ve en las canchas.

La liga universitaria comenzó hace dos semanas por lo que se han jugado cuatro partidos: En todos los encuentros, el chileno ha sido titular. Al momento de analizar el juego que ha mostrado el plantel en estos duelos, Sergio es claro en comentar su mayor problema al momento en entrar a la cancha. “Lo que me ha costado es acostumbrarme al fútbol; es distinto. Mis dos centrales son alemanes y debo que tratar de entenderme con ellos. Tengo que ir ajustando mi juego a mis compañeros“, comenta el exarquero de Universidad Católica.

La MLS como objetivo final. Uno de los momentos más esperados para los jugadores de la liga universitaria es el Draft. ¿En qué consiste? Es una instancia que se realiza al final del torneo donde solo asisten los mejores 150 futbolistas del campeonato. Una vez elegidos los representantes, estos entrenan durante una semana mientras distintos entrenadores de la MLS los ven.

“Saltar de las ligas universitarias al profesionalismo se da mucho. Varios equipos de la MLS se están formando con jugadores de acá y está todo organizado para que suceda eso. Quiero seguir ese camino”, finaliza Sergio Lemus.

GRAF/GL

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo