La urgencia contra el reloj con la que debe luchar la UC en tiempos de definiciones

Universidad Católica está obligada a subir su promedio de minutos de juveniles si no quiere verse perjudicada por reglamento en medio de la fase final de la puja por el título.

Por

Por Pablo Serey Correa – El Gráfico Chile

“Es muy bueno el aporte de los Sub 20, están muy bien preparados, pero en todos los procesos es necesario ir paso a paso. Lo que pasa con esta regla es que sin duda acelera una situación que a lo mejor no debería ser. Estoy contento con los Sub 20 y esperamos no tener problemas con la regla impuesta y que estén a la altura de las circunstancias”, palabras del entrenador de la Universidad Mario Salas, cuando apenas había transcurrido una sola fecha del torneo de Apertura.

El Comandante deslizaba su contrariedad a la norma que obliga a colocar en, al menos, la mitad de los minutos totales del campeonato a jugadores nacidos a partir del 1 de julio de 1995 y hablaba de no tener inconvenientes con el reglamento que también ha sido blanco de cuestionamientos por otros técnicos del fútbol chileno.

Y cuando ya se han disputado 9 fechas del primer certamen de Primera de la temporada 2015-2016, el panorama de la UC es el más adverso de los tres equipos que están en la parte alta y con claras opciones de disputar el título.

A esta altura, los cruzados acumulan 345 minutos y para completar los 675 minutos que, como mínimo, exige la norma, la Franja debe sumar 330′ en los 6 encuentros que le restan por disputar, o sea, tiene que registrar un promedio de 55 minutos por partido ante Palestino, Cobresal, San Marcos, Universidad de Chile, San Luis y Audax Italiano.

Lo anterior implica que Salas debe subir el pulso del uso de los juveniles, ya que con los 345 sumados en los 9 primeros partidos del Apertura, alcanzó una media de 38,3 minutos por lance.

Cabe destacar que en su plantel de honor, Católica cuenta con 8 valores nacidos desde el 1 de julio de 1995 y de ellos 4 han sido considerados en nóminas por Mario Salas: Carlos Lobos, Jeisson Vargas, Jaime Carreño, Francisco Sierralta y Benjamín Kuscevic. Los dos primeros aportan 130 minutos cada uno, el tercero 83′, el cuarto 2′, mientras que el último sólo ha sido suplente.

“Los juveniles con los que contamos están en buen nivel, así que estamos preparados. El parámetro que utilizamos es únicamente el rendimiento, al igual que con cualquier otro jugador”, remarcó Mario Salas sobre lo que se viene para la recta final del torneo en cuanto al bullado reglamento que obliga a jugar a los juveniles.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo