Trastienda alba: Provocaciones para Johnny Herrera, infiltrados y carnaval

El lado B del triunfo 2-0 de Colo Colo sobre Universidad de Chile estuvo marcado por la felicidad dentro y fuera de la cancha de los integrantes del plantel del Cacique.

Por

Por Rodrigo Realpe Varela – El Gráfico Chile

La paternidad en lienzos

Si algo envalentonaba a los hinchas de Colo Colo para el Superclásico era mantener la hegemonía de 15 años de sequía azul en el Monumental. Una vez que el marcador de consumó, en todos los sectores del estadio se pudo apreciar una gran cantidad de lienzos dedicados a la paternidad alba. Desde “cagones” hasta “siga participando hijo” se pudo leer en Macul.

Azules en Océano

Todo se mantuvo tranquilo en el sector dentribuna en la previa del Superclásico, hasta que minutos antes de que comenzara el partido tres hinchas mostraron su fanatismo por Universidad de Chile al vestir cada uno la respectiva camiseta azul. De inmediato, los cientos de hinchas que se encontraban en el sector expresaron su repudio a los “intrusos” insultándolos y lanzándoles proyectiles. Pese a la dura hostilidad, las dos jóvenes y el muchacho se mantuvieron firmes en sus puestos.

Licencia para Johnny

Cuando Colo Colo aguantaba el 1-0 en pleno segundo tiempo, un grupo de fanáticos albos sacó a relucir un lienzo dedicado a Johnny Herrera. La imagen, simulaba el carnet de una licencia de conducir con el rostro del arquero azul. Una dura provocación que sin dudas se festejó en la tribuna.

Extintores, pirotecnia y mucho ambiente

Sin duda uno de los puntos más altos de la jornada fue la salida de los equipos a la cancha. Como no se veía hace mucho tiempo, la apertura de la versión 178 del Superclásico fue con todo: los hinchas del Cacique armaron una verdadera fiesta con mucha pirotecnia, bombas de ruido y una decena de extintores que dejaron a todos con la boca abierta.

El futbolito de Fierro y Pavez

Cuando faltaban cerca de dos horas para el inicio del partido, los suspendidos Esteban Pavez y Gonzalo Fierro se vistieron de corto y decidieron ir a practicar a la cancha principal de entrenamiento del estadio Monumental. Allí ambos jugadores se entretuvieron junto al hijo menor del lateral albo, en una sesión aue no duró más de 20 minutos. Tras el ejercicio físico, Fierro expresó su tristeza por no estar presente en el derby ante la U: “Es una pena no estar por una expulsión injusta”.

El buen ánimo de Valdés

Cuando el plantel de Colo Colo arribó al Monumental a primera hora, todos los citados bajaro del bus y enfilaron directo al camarín, sin embargo Jaime Valdés fue el único que rompió fila ya que una vez que descendió no dudó en ir a saludar y fotografiarse con el pequeño grupo de hinchas que se encontraban en el sector de los estacionamientos.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo