Las manos que le permitieron a Colo Colo adueñarse de un nuevo Superclásico

El guardameta cimentó una actuación soberbia, que alcanzó la gloria cuando sus desvió el penal de Patricio Rubio. Allí, la historia que se escribía en Macul tomó otro rumbo.

Por

Rodrigo Realpe V. – El Gráfico Chile

Minuto 61 de partido, Patricio Rubio frente a Justo Villar desde los doce pasos tras una mano de Julio Barroso, el delantero patea pero el arquero paraguayo adivinó el lado y desvió el balón al córner. Estalla el Monumental y el Superclásico cambiaba su destino.

Fue la figura. Y es que durante el trámite del partido, las manos del 1 albo fueron fundamentales para que Colo Colo se quedara con la versión 178 del Superclásico.

Una mano salvadora para enviar el balón al vertical cuando Leandro Benegas se disponía a celebrar y Macul quedaba helado, un achique espectacular cuando el mendocino definida en boca de jarro, otro manotazo cuando Patricio Rubio intentó una chilena en el área y el espectacular tapadón en el penal, catapultaron a Justo Villar como el gran héroe de la jornada.

Tras el 2-0, Villar, alzado como la gran figura, recibió las felicitaciones y el cariño de todos en el estacionamiento, lugar del Monumental donde los jugadores se reúnen junto a los suyos. Allí, en un festejo más íntimo, el guaraní se envolvió en un abrazo junto a sus hijos y esposa para festejar un merecido triunfo.

Sobre el penal que le contuvo a Rubio y cambió el destino del choque ante los azules, Villar reveló que “esperé hasta el último y pude jugarme bien para un lado, el penal fue bien esquinado, pero lo pude sacar. Fue un poco de intuición también”.

“He tenido buenos partidos, hoy atajé un penal y tuve un buen trabajo en un clásico. Estoy contento con poder disfrutar uno de estos partidos y poder ganar”, agregó.

En esa misma línea y sobre el andamiaje colectivo de los albos, Villar comentó que “nos atacaron bastante y no pudieron convertir. Esta vez quizá fue la ocasión que menos oportunidades claras tuvimos, quizá no estuvimos tan sólidos, pero no nos convirtieron y nos vamos felices con el triunfo”.

La actuación del seleccionado paraguayo se ganó los elogios del técnico José Luis Sierra y de sus compañeros. “Tener un arquero de selección se nota en estos momentos”, manifestó Jean Beausejour, mientras que el Coto expresó que “Villar es de esos tipos de arqueros que te pueden definir encuentros como el de hoy. Yo más que las atajadas que pueda haber tenido Justo, lo que transmite es más importante que lo que ataja. Lo mismo arriba, Esteban (Paredes) tuvo una e hizo lo mismo en ataque”.

Tras todos los abrazos repartidos, Villar emprendió rumbo al festejo, donde junto a su compatriota, el defensor Leonardo Cáceres, amigos y familiares, quienes aseguraron que festejarían con un merecido asado a la paraguaya.

GRAF/RR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo