Chile sigue sin ganarle a Colombia y se enredó en las Clasificatorias

La Roja no pudo con los cafeteros en el Nacional e igualó 1-1, llegando a siete puntos en la tabla de posiciones.

Por

Por Rodrigo Realpe-Diego Espinoza

Otra vez no se llenó el estadio, en el mejor momento de la selección chilena los hinchas no pueden colmar el Nacional, porque las entradas están muy caras. Y los fanáticos que llegaron al recinto sufrieron, porque la Roja no mostró su mejor rostro y apenas igualó 1-1 con Colombia en un partido apretado.

El duelo empezó con todo. Alexis Sánchez probó las manos de David Ospina a los dos minutos. El “uhh” sonó fuerte en el reducto de Ñuñoa.

Jorge Sampaoli estaba nervioso, como siempre, vivía el partido con pasión desde la pista de recortán, pero el golpe de Luis Muriel a Gary Medel lo asustó más. “Gary quieres el cambio”, le gritó. El Pitbull se negó y siguió jugando. Un simple choque no saca al duro de Conchalí de la cancha.

Los cafeteros empezaron a jugar con el correr de los minutos, quienes fueron alentados por un gran grupo de hinchas colombianos que llegaron al estadio, y a los 15′ hicieron ruido. Muriel desbordó por la derecha, encontró a Jackson Martínez en el centro del área y el hombre de Atlético Madrid disparó, no llegó a puerta porque se cruzó justo Arturo Vidal para ayudar a Claudio Bravo.

La visita siguió manejando la pelota en la mitad de la cancha y tras una desinteligencia de la zaga criollo casi llegó el primero. El debutante Daniel Torres (33′) disparó con potencia y el capitán la despejó luego de un enorme esfuerzo. Había nerviosismo en Santiago.

Pero tal como pasó ante Brasil, el guarismo tomó vida gracias a la pelota muerta. Matías Fernández tomó la pelota y la mandó al corazón del área chica, donde apareció Arturo Vidal (45′) para ganarle a todos en las alturas y mandar la pelota dentro del arco con un cabezazo. Gol sicológico le llaman los viejos cronistas.

La segunda parte estuvo dura. A los 51′ Fernández pudo dejar las cosas 2-0, aunque Ospina se lo negó, luego de un brillante tiro libre.

Colombia se agrandó, con un “picante” Muriel, quien fue una pesadilla por sus escapadas por el sector izquierdo. Fue así como llegó el empate, que decretó James Rodríguez (68′) con una media vuelta justo en el punto penal.

El empate le dolió a Chile, que se nubló e incluso sufrió con los ataques visitantes. Un opaco Valdivia dejó la cancha para dar paso a Orellana. No iba a resultar la modificación.

La Roja (sumó siete puntos) sigue sin ganarle a Colombia y ahora tendrá una dura tarea en el Centenario de Montevideo. Nada es fácil. Bienvenido a las Eliminatorias más difíciles del mundo.

GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo