Héroes y villanos: Fernández y Vidal trataron pero no se pudo con el orden colombiano

Matías con sus centros, Vidal con su despliegue y el gol, además de la sobriedad de Bravo destacó en Chile. Isla y Valdivia quedaron al debe en la noche del Nacional.

Por

El Gráfico Chile

El nivel de Matías Fernández con sus buenos centros, además de la potencia goleadora de Arturo Vidal y el nivel de Claudio Bravo, fueron los destacados de una selección que le costó encontrar profundidad en los momentos decisivos del partido que empató con Colombia.

En la vereda contraria, Jorge Valdivia y Mauricio Isla no estuvieron a la altura, el primero por su escaso ritmo y el segundo por los problemas que tuvo defendiendo el lado derecho de la zaga roja.

Héroes:

Matías Fernández: Era uno de los jugadores a seguir en la previa. Sus intermitentes apariciones en la formación titular de la Fiorentina no convencían, pero el jugador soportó la presión y fue uno de los motores ofensivos de Chile. El “14” fue fundamental con su gran pegada provocando peligro con  tiros libres y disparos al arco que complicaron a Ospina. De sus pies salió el gol chileno.

Arturo Vidal: El volante de Bayern Munich fue el espíritu de la Roja en una zona donde se extrañó más marca. Solo contra los volantes ofensivos de Colombia, Vidal logró imponerse con fuerza y despliegue llegando incluso al arco rival. Su atrevimiento le permitió ingresar como un rayo para anotar el 1-0 de Chile.

Claudio Bravo: El arquero demostró que su nivel en Barcelona no es casualidad. Voló cuando tuvo que hacerlo para detener los tiros de Edwin Cardona y James Rodríguez, además de mostrarse sobrio para salir y dirigir a una defensa que en ocasiones se veía sobrepasada por el buen ataque colombiano por las bandas.

Villanos:

Mauricio Isla: El lateral desentonó ante la gran presión colombiana por las bandas. Su intermitencia en el Olympique de Marsella le pesó al verse atacado por jugadores veloces como Luis Muriel y Frank Fabra. En el gol los colombianos se hicieron un picnic por su sector y el centro de Muriel terminó en el tanto de James Rodríguez.

Jorge Valdivia: El Mago es ídolo de la hinchada y sus virtudes son innegables para el nivel chileno. Sin embargo, su juego se vio altamente resentido en la noche del Nacional, no tuvo ritmo y descontando un par de pases al principio del encuentro, no aportó con habilitaciones trascendentes. Se le exige más y jugando en Emiratos Árabes doficilmente podrá estar a la altura.

GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo