El "niño" tímido que quiere hacer historia en el Centenario

El 14 de la Roja pasa por buen momento y en la antesala al esperado partido ante Uruguay atendió a El Gráfico Chile. “Sería lindo marcar”, dijo el cohibido hombre de la Fiore, que quiere silenciar Montevideo.

Por

Por Carlos Silva Rojas, editor general de El Gráfico Chile

“Estoy transpirando más que en un partido”. Matías Fernández ya es un jugador experimentado, tiene 12 años de carrera y está consolidado en el fútbol europeo. Sin embargo la timidez es una constante en su vida, y en su presentación con su nuevo sponsor nunca estuvo cómodo, ni en la sesión de fotos y menos en la entrevista.

Evitó hablar de temas peliagudos, pidió expresamente que por favor no titularan con nada polémico. Pero el nacido en Caballito, Argentina, es así, de bajo perfil y le gusta más hablar en la cancha, donde quiere desatarse el martes en el Centenario y por qué no, darle una histórica victoria a la selección chilena ante Uruguay.

Con ustedes, Matías Ariel Fernández Fernández.

La gente en Twiter comentaba que volvió el Mati de 2006 por tu partido ante Colombia. ¿Vives el mejor momento de tu carrera?

(Risas) Lo que digo siempre, uno tratar de dar lo mejor, entregarse por completo, hacer bien las cosas, tratar de dar lo mejor siempre, por el equipo y por la Selección sobre todo. La gente tiene su opinión, a veces buena, o a veces mala, pero uno tiene que seguir trabajando de la mejor manera.

¿Te gustó la nueva posición en la cancha que te encontró Sampaoli?

O sea, fue una posición más retrasada, un poco más lejos del arco… Pero como te dije antes, uno siempre intenta dar lo mejor, más allá de la posición en la que te ponga el entrenador. Puede ser que uno a veces juegue partidos mejores o peores, pero la intención es lo importante, ahí uno tiene que demostrar que quiere dejarlo todo dentro del partido.

Y tú has sido vital en los goles de Chile. Le diste asistencias a Vargas y Vidal. Feliz por eso, me imagino…

O sea sí, uno siempre trata de ayudar. Me toca patear las pelotas detenidas y si son goles, mejor aún, porque así ayudo al equipo a conseguir partidos, a conseguir triunfos, con Colombia fue un empate, pero uno siempre trata de ayudar.

Pasó Colombia y ahora viene Uruguay, un partido del que se viene hablando desde la Copa América, donde pasó el recordado “dedo de Jara”…

Todos los partidos son complicados, más allá del ambiente que se pueda generar, o lo que haya pasado antes. Para mí eso no tiene ningún valor, cuando se empieza a jugar el partido esas cosas no influyen mayormente.

Matías, cambiando de tema… ¿Has tenido contacto en el último tiempo con Claudio Borghi, uno de tus “padres” futbolísticos?

La verdad es que no he hablado con Claudio, pero él para mí fue muy importante, así que siempre le deseo lo mejor, así que si le toca dirigir, que le vaya muy bien y ya que estamos hablando de él, aprovecho de mandarle un saludo.

¿Y qué piensas de las declaraciones de David Pizarro, reclamando por el nivel actual del fútbol chileno?

De eso no quiero hablar, de eso no quiero hablar.

Te entiendo… Girando otra vez en la conversación… ahora llevas un nuevo calzado…

Hace un tiempo que estaba negociando con Puma, estoy súper feliz por el acuerdo, los zapatos son muy cómodos, me he sentido muy bien, la atención que me han dado acá ha sido de lo mejor, así que contento.

¿Y tienes alguna personalización especial en los zapatos?

Sí. En un lado dice Mati 14 y en el otro lado tienen cuatro A que serían mi familia, mi mujer, mis dos hijas y además mi mujer está embarazada, por eso las cuatro A.

Por último, sería ideal poder marcarle a Uruguay con los zapatos nuevos…

Sería lo ideal… o si no pregúntale a Carlitos (Carlos Guzmán, Sports Marketing de Puma) que está ahí… sería lo ideal. Con marcar soy feliz, no tengo ninguna celebración preparado, así que nada, veamos qué es lo que pasa.

GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo