Uno a uno de Chile: Una Roja irreconocible sucumbió ante un Uruguay que tomó revancha

Los dirigidos de Jorge Sampaoli se descontrolaron ante un equipo que supo hacer su juego.

Por

El Gráfico Chile

Claudio Bravo: Fue buscado constantemente por sus compañeros con pases hacia atrás y respondió cuando fue exigido. Poco pudo hacer en los dos primeros goles de Uruguay, pero en el tercero pudo reaccionar mejor. Luego del centro desde el córner y con sus compañeros de la defensa perdiendo las marcas, no salió a tiempo y Martín Cáceres cabeceó en el primer palo, sin embargo se repuso cuando tuvo un buen mano a mano con Egidio Arévalo Ríos para evitar el cuarto charrúa y otra tapada tras un remate de Sánchez.

Mauricio Isla: En los primeros minutos, cuando Chile estuvo ordenado, acompañó a sus compañeros en ataque, pero poco a poco fue perdiendo protagonismo y terminó siendo uno de los puntos bajos de la Roja. No demostró coraje y se vio nervioso en un Centenario de Montevideo que le hizo sentir la presión a la selección chilena.

Gary Medel: Hace mucho tiempo que el Pitbull no perdía el control en un partido, pero los uruguayos saben que la personalidad del defensor es uno de los puntos débiles y lo aprovecharon. Diego Godín, uno de los más experimentados de los charrúas, lo buscó y terminó desatando su ira. Un descontrolado Gary Medel se mostró desordenado en la marca y también falló en los cabezazos.

Gonzalo Jara: Era uno de los principales protagonistas del partido tras su recordada polémica con Edinson Cavani y todos los ojos estaban sobre él. Al parecer la presión le jugó en contra y se vio nervioso, fallando en la colocación en defensa y no estando acertado en la marca.

Eugenio Mena: Fue uno de los primeros cambios que hizo Jorge Sampaoli. No generó  peligro por izquierda, estuvo contenido y tuvo que preocuparse de defender los ataques uruguayos, por lo que no pudo aportar con desbordes. Fue uno de los que intentó ordenar y calmar a sus compañeros ante el descontrol que se vivía en el Centenario de Montevideo.

Arturo Vidal: Comenzó bien, distribuyó balones y fue de los que quiso atacar, pero, al igual que el resto del equipo, fue perdiendo el control y se ganó una amonestación por tapar un error de Eduardo Vargas. Pese a que la amarilla lo condicionó, siguió siendo uno de los jugadores que trabó los ataques uruguayos y peleó en el mediocampo.

Marcelo Díaz: Se le extrañó ante Colombia y su retorno era muy esperado ante Uruguay. Pese a que se perdió, su presencia fue de lo poco destacado de Chile y demostró que maneja el mediocampo como ningún otro de los jugadores que está en la selección.

Mark González: Uno de los puntos más bajos de Chile. Se le notó nervioso, sin actitud y poco y nada fue lo que aportó en ataque. La banda izquierda nunca fue un peligro para Uruguay y por eso fue el primer cambio de Jorge Sampaoli. No venir jugando por lesión también le pasó la cuenta.

Jorge Valdivia: Ha sido uno de los más cuestionados por no estar bien físicamente y disminuido en lo futbolístico por jugar en Emiratos Árabes. Ante Uruguay no fue la excepción y se vio sin poder de explosión para generar desnivel ante los charrúas. Muchos pidieron su cambio, pero estuvo los 90 minutos en cancha.

Alexis Sánchez: En el partido ante Colombia ya había estado desaparecido y con Uruguay repitió la tónica. Fue poco lo que hizo en el Centenario de Montevideo y no mostró el nivel que le está llevando a ser aplaudido en el Arsenal.

Eduardo Vargas: Al igual que el resto del equipo, estuvo descontrolado, poco acertado y no fue un peligro en ataque. Le puso la guinda a la torta a su noche de pesadilla cuando salió de la cancha y le realizó un gesto obsceno a la barra de Uruguay, la que fue captada por las cámaras de la transmisión oficial.

Cambios:

Matías Fernández (64′): Entró para darle más precisión a Chile en el mediocampo y fue de los pocos que buscó atacar cuando la Roja ya caía por 2 a 0. Al igual que en los últimos partidos que ha tenido con la selección chilena, sus remates en balones detenidos generaron peligro.

Jean Beausejour (64′): Poco y nada fue lo que mostró el jugador de Colo Colo y le tocó entrar en un momento que Chile ya estaba desdibujado.

Fabián Orellana (83′): Era poco lo que podía hacer con el poco tiempo que estuvo en cancha y así fue.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo