Columna de la UC: La paternidad olvidada

Semana de Clásico Universitario y desde Frecuencia Cruzada le ponen condimento al nuevo derbi. Un buen repaso de una época de dominio absoluto por parte de la Franja.

Por

Por Teko Silva – @teko_silva_
Medio partidario Frecuencia Cruzada

Twitter: @FrecCruzada
Facebook.com/FrecuenciaCruzada
Soundcloud.com/FrecuenciaCruzada
Issuu.com/FrecuenciaCruzada

Qué importa si hay estadísticas que hablan de otros años en que a la UC no le fue bien. Yo soy Cruzado y levanto lo nuestro. Lo que tenemos para rescatar de nuestra enorme y rica historia. Y entre todas esas, hay una olvidada. Los ocho años en que los de azul, no supieron de victorias frente a La Franja y la UC que se animó a dar la vuelta en la cara del archirrival. Vamos por año.

1987

Primera rueda. La UC venía embalada. Esa máquina fantástica de fútbol y goles llegaba al clásico luego de barrer 6-1 a San Luis en las famosas “mañanitas” de Santa Laura. 22 partidos acumulaban los de Prieto sin perder y ante el rival de azul había que mantener la racha. Lamentablemente para ellos, se toparon con un Rubén Espinoza inspirado. Que hizo ambos goles del 2-1 final.

Segunda rueda y vuelta en la cara. La U necesitaba sumar puntos para meterse en la Liguilla de Copa Libertadores y la UC, bueno, la UC era otra cosa. Venía de ganar en Quillota 2-0 a San Luis y la sexta estrella quedaba al alcance de la mano, faltando varias fechas para el término del torneo. Colo Colo enfrentaba al día siguiente a Palestino en Santa Laura y si no ganaba, el título era Cruzado. 65 mil personas en Ñuñoa vieron como en una repleta cabecera norte se festejaba. Se necesitaba ganar y se ganó. Éxtasis Cruzado. Católica alcanzaba los 45 puntos, Colo Colo, con un partido menos, quedaba con 35 (al día siguiente empató por lo que el título ya era de la UC). Los Cruzados dieron la vuelta en la cara del archirrival.

1988

Al año siguiente, el enfrentamiento de la primera rueda termina en un pálido empate a cero. El de la segunda rueda fue distinto, uno peleaba por arrancar del final de la tabla y el otro, necesitaba sumar puntos para meterse en la pre Libertadores. Fue la noche de Raimundo Tupper. El “Mumo” con un zurdazo impresionante desde fuera del área la clava en el ángulo superior derecho del rival. Triunfo por 1-0 que hundió más al rival que era dirigido por un novato DT: Manuel Pellegrini.

1989

El año 1989 no hubo Clásico Universitario por el Torneo nacional. La UC jugaba en Primera.

1990

El año 1990 ve como ambos clásicos terminan igualados. 0-0 el de la primera rueda y 1-1 el de la segunda. El tanto de la UC en ese partido corrió por José Percudani.

1991

El 91 fue otra cosa. Si sumamos Copa Chile y Torneo Nacional, ese año la UC le encajó 14 goles a la U en cuatro partidos (3-0 y 3-2 por Copa Chile; 5-2 y 3-2 por Torneo Nacional). Aquel 5-2 fue claro, rotundo e inolvidable. Sobre el final, lo sentenció Gerardo “la vieja” Reinoso en un poema de gol que un fanático de la Franja no se cansa ni se cansará nunca de ver (está disponible en youtube).

1992

El 92 reina el empate. 1-1 (con un extraordinario gol de tiro libre del “Coke” Contreras a Sergio Vargas) y 0-0.

1993

El 93 llegan partidos inolvidables. En la primera rueda se empata 1-1, pero el gol de la UC fue especial. Un tacazo en plena área de Jorge “Gallego” Vásquez. El festejo de ese gol, con el “Gallego” con amarilla previa, determinó la expulsión del Cruzado por haber salido de la cancha a festejar el gol con su hinchada. Para la segunda rueda hay mucho paño que cortar. El bus de la UC sufre una emboscada en Pedro de Valdivia con Grecia y es apedreado por fanáticos rivales. Una de esas piedras rompe un vidrio y deja herido a Daniel López. Los planteles deciden -a pesar de este grave incidente- jugar el partido. A pesar de todo, y del penal perdido por Sergio Vargas, la UC volvió a triunfar. 1-0 con gol de Barrera.

1994

Y llegamos al fatídico año 1994. En la primera rueda se gana, se gana con 9, se mete el gol con 9. Triunfo épico del cual ya se ha escrito mucho. Pero fue la antesala de lo que vendría unos meses después. Pareciera que dejarnos con 9 no era suficiente para acabar con esta racha de triunfos, había que superarse, y lo hicieron. Nos sacan mal a Gorosito en el primer tiempo y nos ganan con un gol off side casi al final.

Pero a estas alturas da lo mismo. Busquen en estos años de paternidad Cruzada un triunfo polémico, un arbitraje sesgado, un gol ilegítimo. Busquen y no lo encontrarán. De ’87 al ’94 sólo hubo triunfos limpios, como es el estilo de la UC.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo