Un minuto de silencio al chileno que está muerto: El canto que se tomó el Centenario

La hostilidad uruguaya se dejó sentir en todos los rincones del emblemático estadio montevideano.

Por

Rodrigo Realpe Varela, enviado especial a Montevideo – El Gráfico Chile

Esperaron meses para este momento. Los cerca de 60 mil hinchas uruguayos que repletaron el Centenario vivieron una noche perfecta en su casa. Se vengaron del rival que los sacó de la Copa América y lo hicieron como cualquier dulce revancha, con humillación y justicia.

Cuando Martín Cáceres marcó el tercero, el recinto de Carrasco estalló un canto ahogado que reflejó la fiesta total que se armó en Montevideo. “Un minuto de silencio para el chileno que está muerto”, fue el cántico que no paró de escucharse una vez que la fiesta era de un solo color y que comenzó con las pifias al himno chileno.

Por si fuera poco la humillación continuó con el tradicional “ole” cada vez que los uruguayos lograban concretar varios pases seguidos. El Centenario fue y será inexpugnable para el fútbol chileno.

GRAF/GP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo