Siempre en el mercado: los equipos que han tentado a Jorge Sampaoli

Desde Brasil vuelven a la carga por el entrenador de la Roja, quien aseguró que estará en la banca ante Argentina.

Por

Por Gonzalo Pérez Amar

Jorge Sampaoli llegó a Chile el 2008 respaldado de buenas campañas con clubes peruanos y demostró su potencial alcanzado el tercer lugar de la fase regular del Apertura de ese año, lo que le valió la clasificación a los playoffs y ahí fue eliminado en cuartos de final por Universidad de Chile. Pese a su primera buena campaña, los campeonatos posteriores no pudo alcanzar el éxito y fue despedido a mediados de 2009.

Fue en ese momento que Emelec puso sus ojos en él y lo llevó a Ecuador, donde hasta hoy día es recordado por conseguir inmediatamente el primer lugar en la primera fase del campeonato ecuatoriano y entregarle un cupo a la Copa Libertadores a sus dirigidos. Pese a eso, no pudo conseguir el título y cayó con Liga de Quito, que había sido primero en la segunda fase, en la final.

El gran primer año con los Eléctricos le valió ser visto en Chile nuevamente y la U fue a buscarlo para que tome el puesto de entrenador que había dejado Gerardo Pelusso. Sampaoli no lo dudó y tomó sus maletas para volver a un país que ya conocía de su paso con O’Higgins.

Sin títulos en su haber, el casildense tomaba un desafío importante y que en su momento podría haber asumido Diego Simeone, pero la dirigencia azul optó por el actual entrenador de la Roja. Una decisión de la que no se arrepentirían, pese a los cuestionamientos de los hinchas en un principio.

Un tricampeonato en el fútbol local y el título de la Copa Sudamericana pusieron a Jorge Sampaoli en la elite de los técnicos sudamericanos y rápidamente comenzó a sumar ofertas para partir.

Llegan las grúas

Con sus primeros cuatro títulos oficiales, el casildense tomó prestigio en el fútbol mundial y, pese a que terminaba contrato en 2013, a finales de 2012 no le faltaron ofertas para emigrar de Universidad de Chile. La selección chilena y Cruzeiro asomaron en su horizonte como grandes ofertas.

“Necesito saber cuáles son las verdaderas intenciones de la selección chilena, porque tengo una oferta de 3,5 millones de dólares de Cruzeiro y la estoy analizando”, señalaba Jorge Sampaoli en su momento.

Pese a que la oferta de la Roja no era superior a la de los brasileños y le ofrecían 1,5 millones de dólares al año, más un bono de US$ 1 millón si clasifica al Mundial, aceptó el desafío de dirigir una selección. Y tal como pasó cuando llegó a Universidad, sería una decisión para no arrepentirse.

Su gran actuación en las Eliminatorias llevó a Chile a clasificar al Mundial de Brasil y las expectativas crecieron desde la llegada del casildense a la banca. Los expectantes hinchas no estaban en lo incorrecto y la selección chilena realizó un gran Mundial, eliminando a España en la fase de grupos y quedando a un paso de los cuartos de final, pero una fatídica tanda de penales los dejó en el camino frente al local.

Como era de esperar, el buen nivel de la Roja lo llevó a posicionarse aún más alto entre los técnicos a nivel mundial y Galatasaray hizo una millonaria oferta para llevárselo, pero rechazó la propuesta para privilegiar lo deportivo y mantenerse hasta la Copa América, pese a que en un momento puso en duda su continuidad. El casildense quería un título con la selección y vio la oportunidad perfecta en el torneo de selecciones.

Una vez más el técnico no se equivocó y el 4 de julio estaba levantando el trofeo de la Copa América con Chile. Una fecha imborrable para el fútbol nacional y que significó a Jorge Sampaoli subir un pedestal más entre los técnicos mundiales.

Los equipos interesados no se demoraron en aparecer. Independiente y Sao Paulo querían ficharlo antes del torneo de selecciones sudamericanos, pero con el título de la Roja sabían que era muy difícil conseguir el objetivo.

“Conversé con gente de Estudiantes de La Plata, San Lorenzo e Independiente. La gente de Independiente me dijo que me esperaba hasta que termine la Copa, pero yo les dije que no correspondía y fue lo más concreto”, reconoció el técnico en conversación con una radio argentina tras ganar la Copa América, mientras que el presidente de los paulistas, Modesto Roma Júnior, dijo que “hoy es más un sueño. Si él no hubiese ganado la Copa América sería una realidad, pero ahora no quiere salir”.

Las reuniones que sostuvo previo al torneo de selecciones con Sao Paulo e Independiente no se quedaron ahí y aparecieron más interesados en ficharlo. México e Internacional de Porto Alegre asomaron como los candidatos más fuertes e incluso sostuvieron reuniones con Jorge Sampaoli para que presente su proyecto, pero rechazó ambas propuestas.

Además, sonó como posible reemplazante de Marcelo Bielsa en Olympique de Marsella, sin embargo aquello no llegó a nada, porque el español Michel tomó al equipo de Mauricio Isla.

Otra carga tricolor

El casilense, que fue condecorado por El Gráfico Chile como el “Mejor DT de la Década”, aseguró en la Gala del Fútbol Chileno que seguirá a cargo de la Roja hasta el partido con Argentina, pero aquello aún no está claro.

Es más, desde Brasil apuntan que Sao Paulo quiere al argentino para ocupar el puesto de Milton Cruz, quien reemplazó al colombiano Juan Carlos Osorio, que partió a la selección mexicana.

Entre tanto, Sampaoli espera tranquilo las ofertas, porque recién tiene partidos oficiales con la Roja en marzo, cuando Chile reciba en el Nacional a Argentina por las Clasificatorias. 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo