Rojas se confiesa: "Doy gracias porque pude aguantar gran parte mi niñez sin mis papás"

El 10 cruzado habló de su duro camino y de sus sueños. Además, reveló su admiración por algunos compañeros de plantel: "los veía por la tele y decía ¿cómo son tan buenos?".

Por

Por Pablo Serey Correa – El Gráfico Chile

“Una vez me eligieron el mejor jugador de un campeonato Sub 20 jugando por la Selección en Alemania, pero nunca había recibido un premio tan importante como este”, tira de entrada el promisorio Diego Rojas, quien fue condecorado como el Jugador Revelación en el marco de los Premios El Gráfico Chile 2015.

En dicho contexto, el 10 de la Universidad Católica se dio un tiempo para dialogar sobre su duro camino en el fútbol y de sus sueños en el deporte. De respuestas más bien escuetas al comienzo, con el anvance de la conversación se relaja y revela particulares episodios de su recorrido.

A continuación las confesiones del pequeño de 1,63 que dejó a los 15 años la comodidad y el afecto del hogar de sus padres en la lejana Antofagasta en busca de un sueño gigante en la capital. Parte de la historia de un futbolista que tiene muchas más páginas por escribir.

Primer premio Diego…

Primer premio. De verdad que esto me pone muy contento, porque yo creo que el jugador siempre quiere que lo premien por sus actuaciones personales, por eso me llena de orgullo y quiero seguir por esta senda.

¿Consciente de que las distinciones aumentan la responsabilidad?

Lo tengo claro. Yo creo que la clave está en no conformarse con poco y este ojalá que sea el primero de muchos premios que pueda obtener en mi carrera. También quiero estar en la Selección adulta y quiero salir al extranjero lo más rápido posible.

¿Cómo evalúas este 2015 en el que tuviste un muy buen primer semestre y un segundo más bien irregular?

Siento que esto del fútbol es así, a veces juegas y a veces no, pero siempre hay que estar con la mejor disposición y entrenar de la mejor manera para que el momento en que te toque puedas estar preparado de la mejor manera.

¿Cómo ves a Católica en la lucha por el título del Apertura?

Tenemos un gran equipo, siento que si seguimos así tenemos grandes posibilidades de salir campeones. El pasado fin de semana ante la U nos caímos pero tenemos jugadores de mucha experiencia que nos ayudan a salir adelente. Siento que este 2015 puede ser nuestro año y esperamos que Colo Colo se caiga para que podamos ser campeones.

¿Qué sientes al ser parte de este plantel que lucha por cosas importantes?

Yo estoy muy feliz de integrar este grupo. De chico soñaba con estar en un equipo grande y se me dio, por lo mismo tengo que aprovechar el momento y aprender de los más grandes del plantel, eso es fundamental. No debo perder nunca la humildad.

Hablas de los grandes del plantel ¿Recuerdas cuando Cristián Álvarez jugaba en River o Mark en el Liverpool?

Obvio que lo recuerdo. También me acuerdo mucho de otros como el Pollo Bottinelli o el Milo Mirosevic, a quienes también tuve como compañeros. Todos ellos son jugadores ídolos en Católica. Recuerdo cuando estaba en las inferiores los veía por la tele y me preguntaba ¿cómo son tan buenos? Entonces el sólo hecho de poder compartir camarín con ellos me ha dado una alegría muy grande y también a mi familia.

Todos ellos ya brillaban cuando dejaste Antofagasta ¿Cómo viviste el cambio de provincia a Santiago, con todo lo que ello significa?

Al principio como todo jugador me costó, el primer año sobre todo, pero después se me fueron dando las cosas más fáciles. Comencé a hacer amistades y con eso uno puede sobrellevar mejor todo el proceso y hasta altura me siento muy feliz porque me pude acostumbrar bien. Hay que recordar que hay muchos casos de jugadores que llegan a Santiago y nunca logran adaptarse y no llegan a ser profesionales pese a que son grandes jugadores. Yo doy gracias porque pude aguantar gran parte de mi niñez sin mis papás y lo hice muy bien.

Hoy en Católica hay muchos jóvenes haciendo sus primeras armas en el profesionalismo…

De mi edad no llegaron muchos, la mayoría de los que están ahora en el primer equipo son menores que yo, son de la categoría 96 o 97. Los de mi generación están ahí peleando y yo me siento feliz porque a pesar de que les cuesta mucho siguen ahí luchando. Tengo la suerte de conocer a varios de los jóvenes de Católica y a todos nos cuesta. Hay gente que cree que el asunto en el fútbol es fácil y no es así.

Tienen un buen grupo los jóvenes en el primer equipo…

Hay harto joven y también los más viejos nos ayudan mucho a que nos adaptemos de mejor forma, creo que es un gran grupo en general. En mi caso los más cercanos son Fabián Manzano, Guillermo Maripán, David Llanos, el ‘Tortu’ Espinoza, ‘Ribery’ Muñoz. Con ellos nos juntamos mucho, siempre nos hacemos un tiempo para estar juntos fuera del ámbito futbolístico.

Para cerrar ¿Qué le puedes decir a esos hinchas que están pendientes de tu carrera?

Que sigan confiando en nosotros, que llenen la cancha y que nos vayan a alentar, porque eso nos motiva mucho a nosotros, eso es fundamental para los futbolistas.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo