La furia de Beausejour y las pifias contra Sierra: La imperdible trastienda alba

El angustiante triunfo de Colo Colo ante el Campanil estuvo marcado por la tensión y el nervisiosismo.

Por

Por Rodrigo Realpe Varela

Sufrimiento por Tobar

El nerviosismo se apoderó de la mayoría de los hinchas albos durante el encuentro ante el Campanil, por lo cualquier cobro desfavorable a Colo Colo desató de inmediato una histeria poco vista en la tribuna del Monumental. Cada que el juez Roberto Tobar no pitaba una presunta falta o un fuera de juego en contra de los dirigidos del Coto los fanáticos del Cacique, visiblemente exasperados, no dudaron en pifiar e insultar al hombre de negro.

La desesperación del productor

La dramática definición del Apertura obligó a que el duelo entre albos y penquistas, y cruzados y canarios, se jugara a la misma. Con esa misión, un productor del Canal de Fútbol le pedía al juez Tobar de manera airada que aguantara el inicio del partido hasta que en San Carlos de Apoquindo estuvieran listos para arrancar. Tobar hizo caso omiso y dio de la orden jugar pese al dessperado intento del productor, quien no tuvo otra opción que resignarse y agachar la cabeza.

Otra vez la Garra Blanca

El humo y la pirotecnia que asoma desde la Garra Blanca cada que Colo Colo sale al campo de juego ya es una costumbre desde el pasado Superclásico. Y ante el Campanil no fue la excepción, y al igual que el cotejo ante Unión Española por Copa Chile a mitad de semana, la barra alba no dudó en recibir al Cacique con gran cantidad de humo y fuegos de artificio. Para variar, unos diez hinchas vieron sin ningún problema el partido sentados en uno de los acrílicos del sector de Arica.

El susto de Valdés

Las muestras de dolor de Jaime Valdés, quien cayó en el césped de juego y obligó a vendar la zona del muslo derecho, emcendió las alarmas en la banca de Colo Colo, que mandó de inmediato a calentar a Emiliano Vecchio. Sin embargo el susto duró un rato, pues fue vendado y siguó jugando sin problemas.

La furia de Beausejour

A los 75 minutos Jean Beausejour sufrió una lesión en uno de sus dedos que lo obligó a ser atendido fuera del campo de juego durante largos minutos. La atención médica estuvo cargada de tensión. Pues el carrilero albo daba claras muestras de dolor en lo que presumiblemente era un esguince, mientras desataba su enojo con el cuerpo médico quienes demoraron en darle una solución al 15 albo. A la escena llegó el técnico Sierra quien no ocultó su preocupación por la situación. Finalmente a Bose se le puso una venda, volvió a la cancha y la discusión se dio por zanjada.

Reclamos y pifias para Sierra

Martín Rodríguez fue uno de los jugadores de mejor nivel en el duelo ante la U. de Concepción, y es por esa razón que en el momento en que se anunció su sustitución por Emiliano Vecchio, la parcialidad alba no dudó en insultar, pifiar y reprimir la decisión del Coto. Y es que a eso, hay que sumarle la poca paciencia que a la hinchada le va quedando con Emiliano Vecchio, quien cada vez que condujo una jugada peligrosa recibió toda la rabia del forofo albo.

GRAF/PMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo