Problemas económicos de Azul Azul obligaría a postergar la construcción del estadio

En la concesionaria se quedaron sin recursos y deberán solicitar un préstamo para financiar el proyecto de Sebastián Beccacece. El estadio propio, por ahora, seguirá siendo un sueño.

Por

El Gráfico Chile

“Se cumplió el sueño de la U de tener su propio estadio el que será para 30 a 35 mil personas y nos fijamos un plazo de construcción de unos 18 a 24 meses y comenzaría en un año las obras”. De esta manera, el presidente de Azul Azul, Carlos Heller anunciaba el 24 de abril del 2014 la construcción del estadio propio para Universidad de Chile.

De esa fecha han pasado han pasado 19 meses y el sueño del estadio propio ha sido un verdadero dolor de cabeza y hasta el momento ha quedado en promesa, la cual, deberá seguir esperando por un tiempo indeterminado, ¿el motivo?.

El diario El Mercurio aseguró que la concesionaria de Azul Azul no atraviesa por un buen momento económico y por lo mismo, la construcción del estadio quedó postergada.

En la última reunión de directorio de Azul Azul, que se llevó a cabo hace dos semanas, el presidente, Carlos Heller habría propuesto un aumento de capital a la junta de accionistas de la concesionaria.

La situación fue confirmada al diario por una fuente del directorio que indicó que “el club no cuenta con los recursos necesarios para financiar los proyectos más importantes. El fondo estadio está en cero y no hay suficiente plata para contratar jugadores”.

Azul Azul tenía contemplado 15 millones de dólares para el estadio, sin embargo, “esos recursos se ocuparon en el pago de indemnizaciones millonarias”, expresaron en el directorio.

La situación que vive la concesionaria es compleja puesto que los integrantes del directorio “proyecta un déficit de $3 mil millones en el ejercicio 2015 y no hay plata para contratar jugadores”.

Tal situación también arrastra un problema para financiar el proyecto con el cual llega Sebastián Beccacece a la banca de la U, puesto que la principal exigencia es la contratación de tres refuerzos de primera categoría.

Gonzalo Jara, Eugenio Mena y José Pedro Fuenzalida, tres campeones de América, son los nombres que suenan en los azules y ante está situación en Azul Azul ya estudian fórmulas para satisfacer los gustos del entrenador.

“Como el aumento de capital demorará al menos seis meses, la idea es solicitar un préstamo bancario con el aval de Carlos Heller, el que será cancelado una vez que se recaude el aumento”,  señalaron desde el directorio.

Ante esta situación en la U se transformó en una obligación clasificar a la Copa Libertadores, ya que con el dinero que recibirán por participar en el torneo podrán cubrir parte del préstamo.

Difícil escenario económico en los universitarios, quienes tendrán que seguir esperando el sueño del estadio propio. 

GRAF/PMR

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo