Trastienda cruzada: De los retos de Álvarez a las pifias a Espinosa

El Huaso demostró toda su experiencia en el duelo ante San Luis, mientras que el volante recibió todas las recriminaciones.

Por

Pablo Serey – El Gráfico Chile

El partido aparte entre Ramírez y De la Rosa

El DT de San Luis de Quillota Miguel Ramírez vivió una intensa jornada en San Carlos de Apoquindo. Cheíto estuvo siempre al borde de la cancha entregando instrucciones y alentando a los suyos, pero gran parte de su tiempo lo pasó reclamando el cometido arbitral: el más álgido de ellos fue cuando Fernando Cordero tocó la pelota con la mano en el área y Julio Bascuñán no cobró penal. Por situaciones como esas el entrenador canario vivió un partido aparte con el cuarto juez René De la Rosa, quien continuamente lo llamó a la calma.

San Carlos dijo adiós a Isella

En el entretiempo del partido entre Católica y San Luis se le rindió un homenaje al fallecido Néstor Isella. En la pantalla gigante de San Carlos de Apoquindo se exhibieron imágenes del ídolo cruzado y en el centro de la cancha sus familiares recibieron regalos por parte de Luis Larraín, presidente de Cruzados SADP.

La rabia cruzada se centró en Espinosa

Carlos Espinosa fue el principal blanco de los reclamos de los hinchas cruzados. El experimentado volante zurdo, que tuvo dos opciones claras de gol ante San Luis, recibió pifias, criticas e incluso insultos de gran parte de la fanaticada de la UC. Además, a Mario Salas le recriminaron en constantes ocasiones que el ex Huachipato fuera titular en desmedro de Diego Rojas.

Minutos juveniles: logrado

La obligación de tener en cancha a jugadores juveniles en al menos 675 minutos del torneo había sido todo un tema en Católica. A mitad de campeonato la UC era uno de los equipos más al debe en dicho sentido, sin embargo la misión de los sub 20 se completó esta tarde ante San Luis con los 89 minutos que disputó Jeisson Vargas.

El Huaso roncó fuerte

La determinación de Mario Salas de optar por el capitán Cristián Álvarez para la recta final del torneo en lugar de Guillermo Maripán dio claros frutos ante San Luis. Además de hacer el gol del triunfo, el Huaso mostró una actitud de un liderazgo sólido: retó a varios de sus compañeros, siendo Stefano Magnasco y Germán Lanaro sus principales blancos; arengó cuando San Luis arremetía; reclamó en varias ocasiones a los jueces; se encaró bravo con Brayams Viveros, entre otras acciones.

La rabia del presidente canario

Manuel Gahona, presidente de San Luis de Quillota, se retiró de la tribuna Sergio Livingstone sumido en rabia. El titular canario dejó en evidencia su malestar por el cometido de Julio Bascuñán y sus asistentes, siendo la mano en el área de Fernando Cordero la jugada que más ira le provocó. “Fue una mano grosera”, tiró a la pasada.

GRAF/GP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo