De su cáncer a las peleas por segundón: La sinceridad y buen ánimo de Cordero en la UC

El Chiqui habló largo sobre lo que se ha vivido en el Apertura y de lo que espera para la recta final de torneo. Entre varias bromas, el 11 cruzado dejó buenas reflexiones.

Por

Por Pablo Serey Correa – El Gráfico Chile

Fernando Cordero ha sido un personaje clave dentro y fuera de la cancha en la campaña de la Universidad Católica en el Apertura. En el campo de juego el Chiqui ha sido el jugador con más minutos, mientras que en el camarín el ex Unión es fundamental por el buen humor que transmite entre sus compañeros.

Y parte de esa actitud también la transmitió a la hora de dialogar con los medios de comunicación ad portas de la definición del campeonato. En conferencia de prensa, el lateral zurdo comentó situaciones sobre las que no había conocimiento público, reveló su sentir en esta fase final del torneo y lanzó un par de bromas.

De entrada, Cordero explicó una situación compleja. Al carrilero se le consultó por un visible parche que luce en el rostro, ante lo que expuso que “hace bastante tiempo me hicieron una herida en un partido con una uña y nunca pudo sanar bien. El sol y los rayos UV me hacían mal. Se me formó un cáncer a la piel, era un poroto y hace una semana fui a la dermatóloga que me dijo que tenía que sacarme esto rápido, porque podía pasar a mayores. De verdad que nunca asimilé que fue un cáncer”.

Sin dramatizar, todo lo contrario, el Chiqui soltó parte de su buen humor al respecto, tirando entre risas que “mis hermanos me molestan porque mi papá murió de cáncer, entonces me decían que iba a morir de lo mismo, un poco crueles mis hermanos”, aunque remarcó que “la dermatóloga me dejó tranquilo porque me explicó que era algo que no iba a crecer, que era bien localizado y no iba a pasar más allá”.

Este buen humor también tiene que ver con su buen presente en Católica y eso quedó en claro cuando la barra cruzada le dedicó cánticos con elogios ante San Luis. Ante ello, el 11 de la Franja expresó que “en el momento tiraba chistes, pensaba que eran los de San Luis. Fue por la pelota que saqué, pero la verdad  es que no me ha tocado fácil, sabemos que cuando las cosas no salen bien, más en Católica que está el estigma de salir segundo, por ahí el hincha se desquita con uno, pero en mi caso creo que he canalizado bien las críticas”.

Y justamente sobre el mote de segundón para la UC se refirió en profundidad Cordero. “A mí no me afecta e incluso he perdido amigos por este tema. Católica es el equipo que me da de comer y lo voy a defender siempre. He discutido con gente cercana y hoy no nos hablamos, tienen que respetar el tema, pero no nos afecta porque es gente que no sabe de fútbol, que molesta por molestar, a mí no me complica”, estableció.

“Tenemos la presión de todos los hinchas y la chapa de segundones. Es algo que no vamos a poder cambiar y seamos campeones o no, nos van a criticar igual. Es algo que ya no nos importa”, añadió.

Por otro lado, el formado en Santa Laura reflexionó sobre el sufrimiento de los fanáticos cruzados en los últimos años. “Ser hincha de Católica no es fácil, han pasado muchas desiluciones, uno se encariña con el club, uno no quiere ver sufrir a la gente, yo he visto niños fanáticos llorar y eso es muy difícil para uno, pero pese a ello la actitud ha sido bastante buena porque saben que este equipo puede dar pelea”, planteó.

Por último, al zurdo se le consultó por cómo se imagina las portadas de los diarios el próximo lunes. “Un Chiqui CTM o un grande Chiqui (sic)”, tiró primero en broma, pero después respondió que “es difícil, porque uno no sabe lo que va a pasar. Espero que sea favorable a nosotros y ver ahí el logo de la UC como campeones y que el día lunes no no estén molestando por lo mismo de siempre”.

GRAF/PRN

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo