El fútbol da y quita: la noche para el olvido de Martín Rodríguez en Colo Colo

Quien fuera el héroe ante la Universidad de Concepción vivió una pesadilla en la final ante la U.

Por

Rodrigo Realpe, enviado especial a La Serena

Cuando José Luis Sierra dio a conocer el once titular para enfrentar a Universidad de Concepción, la mayoría de los hinchas colocolinos aplaudió la decisión del Coto de dejar a Emiliano Vecchio en la banca y poner en su puesto a Martín Rodríguez, quien sin ninguna presión se calzó el traje de creador.

El ex Huachipato rindió más de lo esperado, porque fue más vertical que Vecchio y se convirtió en héroe cuando anotó, tras una espectacular jugada colectiva con Esteban Paredes, el único gol del partido que le significó a los albos seguir encumbrado en lo más alto del Apertura a falta de un fecha para el final.

Así, Rodríguez vivió una jornada épica e inolvidable en el Monumental, se llevó los vítores y fue sindicado como el único punto alto cuando el equipo flaqueó en el final de la refriega frente a los penquistas.

Tres días después la historia fue totalmente opuesta. El 14 de los albos volvió a jugar desde el arranque, otra vez comp creador, aunue esta vez a un lado de Emiliano Vecchio. Sin embargo los azules supieron neutralizarlo en el mediocampo a través de la pierna fuerte de los uruguayos Corujo y Guzmán Pereira, obligándolo incluso a ser atendido un par de veces fuera de la cancha producto de un planchazo de Magalhaes y una entrada del 24 azul.

La historia no terminó ahí, Rodríguez pudo torcer el destino de la final pero Johnny Herrera ahogó su grito de gol con un soberbio manotazo.

Pero fue en la tanda a penales cuando Rodríguez culminó una jornada para olvido. El ex Huachipato pateó el tercer tiro, pero Herrera nuevamente lo privó de festejar, desnivelando la serie desde los doce pasos.

Al final, cuando el propio cancerbero azul selló la final a favor de la U, el 14 albo que hace unos días vivía uno de los momentos más altos de su carrera se veía envuelto en una indeseable situación. Rodríguez estalló en llanto y sus compañeros, con el ánimo por el suelo, intentaron uno a uno consolarlo, sabiendo que el domingo está el título en las manos.

El fútbol da y quita…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo