Eluchans: "No hay que perder la esperanza, en 2010 hicimos algo que parecía imposible"

El héroe del último título de Católica recordó su paso por la precordillera, le mandó un recado al actual plantel cruzado y admitió su deseo por volver a vestir la Franja.

Por

Por Pablo Serey Correa

Ese zurdazo bien colocado se clavó en el corazón de los cruzados. El 27 de noviembre de 2010 el argentino Juan Eluchans convirtió un lucido gol de tiro libre en Calama a los 88′ y decretó un 3-2 en la penúltima fecha del Bicentenario de aquel año que terminaría en manos de Universidad Católica. El último título de la Franja, hasta ahora.

Tras ese partido, la UC vapuleó a Everton por 5-0 en San Carlos Apoquindo y alzó la décima estrella de su historia luego de materializar una épica remontada en las siete últimas fechas del campeonato largo de 2010. Y es que tras caer 3-2 ante Colo Colo, el Cacique quedó con 8 puntos de ventaja sobre el elenco que dirigía Juan Antonio Pizzi a falta de 21 por disputarse, sin embargo no todo estaba dicho.

El cuadro albo tropezó y Católica no perdonó. Es parte de la historia de la última corona cruzada que fue recordada en El Gráfico Chile justamente por uno de sus actores principales, el tandilense Eluchans, quien confía en que los pupilos de Mario Salas puedan dar vida este fin de semana a una hazaña simillar a la que él junto a sus compañeros protagonizaron en 2010.

¿Estás enterado de la actualidad de la UC?

Sé que venían peleando el título con una pequeña diferencia arriba, luchando palmo a palmo con Colo Colo. Después, como estoy en pleno tratamiento de temas de contrato, perdí un poco, pero como quedan algunos compañeros del 2010 ahí, siempre me meto en internet para saber en qué están y por eso tengo claro que tiene la opción de conseguir un nuevo título. Esperemos que se les de.

¿Qué recuerdos conservas de Católica?

Los mejores. Lo que más recuerdo es la parte humana del equipo, porque fue un título que se lucho mucho y que en la parte final nadie lo esperaba por la diferencia de puntos que había con Colo Colo. El cuerpo técnico y los jugadores estábamos en la misma sintonía, todos convencidos de lo que hacíamos y por eso creo que la gente recuerda muy bien a ese grupo, porque fue uno de los equipos del último tiempo con el que la gente más se ha identificado. Los hinchas siempre iban a la cancha, nos apoyaron desde el primer día convencidos de que ese grupo podía darles la alegría.

Pero no todo fue alegría…

Lástima que no pudimos llegar a la final de la Libertadores ni conseguir el bicampeonato. En un partido pasó todo lo que no se debe dar: expulsiones, penales, goles en contra. Hubiera sido algo extraordinario, pero más allá de que eso no se logró, tengo los mejores recuerdos de Católica. Yo tenía ganas de quedarme pero no se pudo dar, me sorprendió el hecho de no quedarme, estuve un año, si me hubiera quedado podríamos estar hablando ahora de local, porque la verdad es que en muy pocos equipos me sentí tan cómodo como en Católica.

Volviendo a las alegrías ¿Qué significa para tí ese gol de tiro libre a Cobreloa en la penúltima fecha del torneo?

Es lo que la gente más me recuerda. Hace no mas de tres semanas vino un chileno a ver las prácticas de Rafaela, era de Colo Colo, y me justamente me habló de ese gol. Es que fue uno de los goles más gritados, porque viniendo de tantos puntos de diferencia en esa pelea por el título con Colo Colo teníamos la obligación de ganar los últimos siete partidos para tener chances y lo logramos. Ese el gol es el más importante de mi carrera, es algo que es muy difícil de describir con palabras, por todo lo que significó.

Ese gol fue crucial para el último título de la UC…

Es que llegamos con lo justo a enfrentar a Cobreloa, que de visitante es uno de los equipos mas difíciles. Jugamos un día antes que Colo Colo, sabíamos que si ganábamos quedábamos tres puntos arriba, pero al minuto arrancamos con un gol abajo y ahí el corazón y la unión del equipo nos sacó adelante. Nunca perdimos la fe y pudimos vencer con un gol de tiro libre a los 88, que más allá de que lo haya hecho yo, me hizo sentir una emoción difícil de describir y que sólo los que son hinchas de Católica y nosotros que lo vivimos en cancha podemos entender bien.

¿Qué tan determinante era esa unión de grupo que destacas?

En la parte mas difícil, cuando perdimos 3-2 con Colo Colo fue cuando el grupo se hizo más fuerte. Tuvimos una charla intensa con Juan Antonio y es que Colo Colo nos sacó 8 puntos de ventaja cuando faltaban 21 por jugar, entonces nos juramentamos ir partido a partido, sabiendo que de ganar esos siete que nos faltaban íbamos a tener una chance.

¿Quiénes eran tus más cercanos en aquel plantel campeón del 2010?

Yo concentraba con Lucas Pratto, pero con el Poncho Parot hicimos una relación muy linda, y bueno, con todos en general, con Ormeño, con Felipe Gutiérrez. También tengo un recuerdo muy lindo del Pájaro Gutiérrez, con quien incluso festejamos juntos el cumpleaños el mismo día en el que también se nos sumó Marcelo Cañete, porque los tres somos de abril, entonces esas cosas hablan de un grupo realmente increíble. De los años que llevo en el fútbol sólo viví algo parecido en Independiente.

Llevando lo que viviste el 2010 a la UC de ahora ¿Qué le puedes decir al plantel actual que llega peleando a la última fecha?

Lo que les puedo decir es que nunca hay que perder la esperanza, en nuestro caso hicimos algo que para la mayoría era imposible. Desde Argetina les deseo lo mejor, sé que vienen haciendo un gran campeonato, pero esto es fútbol, creo que tienen la chance y espero que la aprovechen. Vivir un título con la UC es algo hermoso.

¿Qué es de tí en la actualidad?

Tuve una lesión en un partido, me rompí un disco de una vértebra por lo que fui a cirugía. Los médicos estaban realmente sorprendidos por la recuperación rápida que tuve y ahora estoy en negociación con Rafaela donde hay cambio de técnico y seguramente asumirá Jorge Burruchaga, que me pidió en cada equipo donde estuvo. Pero hasta el momento el club aún no me confirma nada y ya me han llamado de otros equipos. Tengo que ver qué es lo que hago.

¿La opción de volver a Chile te la has planteado?

Siempre, todos los años, incluso en mi familia me preguntan, pero nunca me han llamado. Yo pienso que por ahí están bien con los que tienen, pero siempre tengo la esperanza porque dejé una buena imagen, porque me gané un lugar entre la gente y entre los mismos dirigentes. Si me llamaran de Católica ni pensarlo, me iría para allá y es que en Chile me trataron muy bien, no solo la gente de la UC, en general el pueblo chileno y eso siempre lo destaco, porque en Argentina hay una rivalidad con el chileno que yo nunca la entendí, es más, yo siempre defendí a los chilenos, porque allá incluso me llegué a sentir mejor que en Argentina. Estoy muy agradecido de un pueblo que vive con mucha pasión el fútbol y aprovecho de mandarle saludos a los hinchas de Católica.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo