La UC sufrió la derrota más dolorosa del año y quedó segunda en el Apertura

Los dirigidos por Mario Salas cayeron por 1-0 ante Audax Italiano en La Florida y quedaron sin opciones de alcanzar a Colo Colo en el torneo.

Por

Por Pablo Serey Correa – El Gráfico Chile

El sufrimiento de Universidad Católica este domingo en el estadio Bicentenario replicó lo vivido en varias ocasiones en el pasado por los cruzados, quienes no han podido ganar un torneo desde el conseguido en el 2010 y que los dejó en lo alto del fútbol chileno.

Desde ahí, muchos segundos lugares que los hicieron merecedores de una estampa de jugadores con complicaciones para poder alcanzar la gloria y que ha generado un ambiente de tensión constante en el cuadro de la precordillera para poder llevarse la corona de campeón a San Carlos de Apoquindo de una vez por todas.

Sumado a eso, la presión de tener a Colo Colo en lo alto del torneo y por sobre los de la franja, les generó un nerviosismo que se hizo presente en La Florida donde cayeron por 1-0 ante Audax Italiano, con gol de Sebastián Silva (a los 5′) y cuando el duelo entre Wanderers y los albos aún no había suspendido por las autoridades.

Un tanto de entrada que hizo aumentar la inquietud de los dirigidos por Mario Salas quienes reclamaron constantemente al juez Jorge Osorio por dos polémicos penales que podrían haber sido cobrados por el árbitro del encuentro, pero que compensó a los 41′ con la caída de Fernando Cordero en el área del portero Nicolás Peric.

Tiro desde los doce pasos que asumió sin éxito Mark González un minuto después, tras tapada de Peric y que le puso un sabor más amargo a la triste tarde vivida por los cruzados, a la misma hora en que era totalmente confirmada la suspensión del partido del Cacique y que le servía a los de José Luis Sierra para salir campeón.

La UC sin respuesta En el segundo tiempo Católica no tuvo respuesta de fútbol y eso se notó. Ni siquiera el ingreso de Diego Rojas pudo hacer que los de la precordillera tomaran el dominio del balón frente a los itálicos y así el estrés aumentaba a sabiendas de que este resultado los dejaba en el segundo lugar de la tabla detrás de Colo Colo.

Finalmente, y cuando ya la UC había intentado por todos lados el empate ante los de Jorge Pellicer, bengalas y disturbios menores en el Bicentenario hicieron que Osorio terminara definitivamente el duelo y sentenciara a Católica nuevamente, y esta vez en el Apertura 2015.

Con este resultado los dirigidos por Salas quedaron con 31 unidades y ahora deberán pensar en disputar la liguilla de postemporada para buscar un cupo a la Copa Sudamericana 2016.

GRAF/DE

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo