Diego Rojas explicó su polémico gesto y reconoció que había perdido la confianza

Tras anotar el tanto que le dio la victoria 2-0 a la UC sobre el conjunto itálico, el 10 cruzado se llevó un dedo a la boca y exigió silencio.

Por

Por Pablo Serey Correa

El gol de Diego Rojas, que selló la victoria 2-0 de la Universidad Católica sobre Audax Italiano en San Carlos de Apoquindo y que le dio el paso a la final de la liguilla a los cruzados, pareció ser un desahogo para muchos, pero en especial para su propio autor que al momento de festejar se llevó el dedo a la boca y exigió silencio.

Consultado sobre esta situación, el 10 de la UC expresó “prefiero dejarme eso para mí no más”, sin embargo a través de su cuenta en Instagram el antofagastino dio las explicaciones del caso. “Quizás estuve mal en el gesto”, planteó de entrada, especificando que “fue para la gente que va al estadio a criticarnos y a mí personalmente! Pido disculpas a la gente que realmente cree en nosotros y va a apoyar sea cual sea el resultado”.

En su descargo vía redes sociales, el canterano de la Franja continuó declarando que “los que me conocen saben que soy un agradecido del club que me abrió las puertas a todo”, rematando con un “vamos Católica, vamos por ese paso a la Sudamericana”.

En el plano futbolístico, Rojas destacó su regreso al gol después de un irregular Apertura. “Me sentí bien, de a poco voy agarrando ritmo y hay que seguir entrenando, seguir metiéndole y hay que estar dispuesto a todo: a estar en la banca, a entrar después, esto es un equipo y todos estamos preparados para jugar”.

Y en esa perspectiva, el ex seleccionado Sub 20 reconoció que “había perdido un poco la confianza. Creo que la confianza se hace jugando y estoy muy feliz de haber anotado ahora, también estoy muy feliz con el paso a la final y esperamos ganar la liguilla”.

GRAF/GP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo