En la UC remarcan: "Estamos muy bien de la cabeza, se nota que estamos con ganas"

Uno de los puntos altos del semestre en Católica, el lateral Stefano Magnasco, destacó lo importante del triunfo 2-0 ante Audax en San Carlos. "Pelearemos hasta el final", dijo.

Por

Pablo Serey Correa – El Gráfico Chile

El buen ánimo reapareció entre los jugadores de Universidad Católica. Tras los dos mazazos que le propinó Audax Italiano en La Florida, uno por el Apertura y el otro por la liguilla, los cruzados pudieron tomarse revancha y con un 2-0 pasaron a la final de la postemporada.

Y lo importante del triunfo no sólo radica en el hecho de avanzar de fase, sino que en la recuperación de la confianza y en todo el aspecto moral que tan golpeado se ha visto en los últimos días en la Franja. “El animo del equipo está mucho mejor. Fue un golpe duro el haber perdido dos partidos seguidos contra el mismo equipo y sabíamos que teníamos que ganar este partido. Fue un golpe duro, pero se notó el quipo y las ganas de sacar las cosas adelante, de dar la cara e ir por una Copa Sudamericana”, expresó el lateral Stefano Magnasco.

En la misma línea, el formado en la precordillera remarcó que la victoria ante los itálicos “nos ayuda a rectificar lo que veníamos haciendo. Para la próxima fase que es la final de la liguilla nos ayuda mucho porque estamos muy bien de la cabeza, se nota que estamos con ganas, que nos podemos sobreponer a situaciones adversas y eso es muy importante para el grupo”.

Continuando con la misma idea, el ex Groningen recordó que “el semestre pasado fue más o menos igual, estuvimos peleando hasta el final el torneo y lamentablemente no lo logramos, pero obtuvimos la liguilla. Así mismo lo estamos haciendo ahora, peleamos el torneo, vamos por la liguilla y pelearemos hasta el final porque no bajamos los brazos jamás”, subrayando que “tenemos la obligación de ganar la liguilla, Católica siempre tiene la obligación de ganar cosas”.

Por otro lado, el 29 de la UC se refirió a la lesión de Cristián Álvarez, quien sufrió un desagarro a pocos minutos de entrar al campo desde la suplencia. “Fue complicado, estábamos jugando bien, el Huaso entra y al rato se lesiona, entonces estábamos jugando prácticamente con 9 por la expulsión y ellos se nos venían encima. Eso cambió la planificación y la forma de jugar, pero creo que supimos sacar bien la tarea adelante”, sostuvo.

En cuanto al ánimo del capitán cruzado, Magnasco comentó que “estaba muy bajoneado por cómo es él y por cómo vive las cosas, pero dentro de todo estaba contento por el resultado. Lamentablemente se lesionó y queda fuera lo que es una baja sensible para nosotros siendo el capitán, pero el siempre juega un rol importante tirándonos para arriba, es un factor importante. Esperemos que se recupere pronto”.

GRAF/RR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo