La dura realidad del equipo que preside el hijo de Miguel Nasur

Los jugadores de Deportes Ovalle no han recibido el sueldo correspondiente al mes de noviembre el cual sería cancelado el 22 de diciembre.

Por

El Gráfico Chile

El presente de Deportes Ovalle no es de los mejores, marcha en el noveno puesto de la Segunda División Profesional con 19 puntos, lejos de los 37 que ostenta el líder Naval. Pero no es lo futbolístico lo que más preocupa al conjunto de la Cuarta Región, sino la delicada situación económica que los tiene con los nervios de punta.

Según revela el sitio del Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup), el club que preside Juan Miguel Nasur, hijo del mandamás de Santiago Morning, Miguel Nasur, ha acarreado problemas económicos como sueldos impagos, atrasos y compromisos incumplidos.

“Esto se viene arrastrando hace casi un año, primero nos cambiaron la fecha de pago del 10 al 15, después nos pidieron más días, e incluso octubre fue cancelado recién el 30 de noviembre”, reveló uno de los jugadores de la escuadra del Limarí al Sifup.

“Nosotros les aguantábamos (a los dirigentes), porque se trata de nuestra fuente laboral, pero ahora la situación se hace insostenible y decidimos no firmar noviembre que sería pagado recién el día 22 de diciembre”, confesó otro integrante de Ovalle.

Cabe señalar que de acuerdo a las bases de la Segunda División, el gasto mensual del plantel y cuerpo técnico no puede superar los 10 millones de brutos.

GRAF/RR

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo