Ríos a los cruzados: "Espero que tengan momentos bonitos porque han sufrido mucho"

Michael se despidió de la UC en el triunfo 4-1 sobre Palestino, en el que convirtió un tanto y disfrutó de ese enorme cariño que los fanáticos siempre le otorgaron.

Por

Por Pablo Serey Correa

“Michael Ríos, y dale Michael Ríos, y dale Michael Ríos y dale Michael Ríos…”, se entonó con mucha fuerza en varios momentos del encuentro en el que Universidad Católica venció 4-1 a Palestino en San Carlos de Apoquindo y logró la clasificación a la Copa Sudamericana. Y es que la hinchada, al son de la murga de la Banda del Mumo, quiso dejar en evidencia su cariño por quien vistiera la 15 franjeada en los últimos años.

Y no va más. El turbulento 2015 fue el último año del oriundo de Lo Espejo en San Carlos de Apoquindo y la goleada ante los árabes –con gol suyo incluido- fue su último partido en la precordillera. Fue el adiós de un jugador que se va sin ningún título tras cuatro años en el club, pero que se alzó como uno de los favoritos del siempre exigente público de la UC.

“Me voy feliz por toda esta hinchada que nunca nos falló, por nuestra gente, por nuestras familias que sufrieron mucho y una Copa Sudamericana es importante para un equipo grande. Gracias a Dios metimos a Católica ahí“, comentó el propio Ríos sobre su último encuentro en el equipo de Las Condes.

“Fue el último, lo viví de forma muy linda en los últimos minutos que jugué, por el gol, por la gente que a uno lo reconoce. Me voy feliz, viví muchos momentos lindos, otros malos, pero todos tienen una particularidad diferente”, prosiguió el volante al describir su última estación como pasajero cruzado.

Más allá de su controvertida formalización por hurto de nueces que sentenció su partida de Católica, el formado en Santiago Morning sostuvo que “ya cumplí un ciclo importante acá, cumplí cuatro años y lo viví de la mejor manera, siempre me entregué al cien y eso la gente lo reconoce. Me voy feliz de haber convertido un gol en el último partido y de haber disfrutado un momento hermoso. Esta hinchada merecía una clasificación así”.

Y en su rol de jugador querido por la hinchada, el mediocampista que podría continuar su carrera en Deportes Iquique aprovechó la ocasión de dedicarle unas palabras a aquellos fanáticos que lo alzaron como uno de los futbolistas más apreciados por los forofos cruzados en el amargo período de los últimos años, marcados por los sinsabores a pasos de la gloria y por el estigma de los segundos lugares.

“Me voy muy agradecido de ellos por el apoyo que brindaron a mí persona y al plantel. Sé que vendrán los títulos, no tengo duda de eso, espero que tengan muchos momentos bonitos, porque se ha sufrido mucho en estos últimos años y le deseo lo mejor también a la institución que me permitió vivir momentos muy lindos”, expresó Michael con una notoria voz quebrada.

GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo