El vínculo de la ANFP con ex ministro de Bachelet para gestionar el nuevo Pinto Durán

Isidro Solís habría recibido un sueldo cercano a los $40 millones por realizar el lobby con las autoridades para conseguir un terreno fiscal y lograr uno de los máximos anhelos de Sergio Jadue.

Por

El Gráfico Chile

Los escándalos en el fútbol no paran de surgir en un 2015 y esta vez nuevas informaciones hablan de los vínculos que tuvo la ANFP comandada por Sergio Jadue y el Gobierno.

Según The Clinic Online, el nuevo caso en esta polémica que parece no detenerse tiene que ver con la influencia de Isidro Solís, conocido abogado cercano a la familia de la Presidenta Michelle Bachelet y encargado de recomendar a la abogada Jéssica Norambuena para hacerse cargo de la defensa de Natalia Compagnon, nuera de la mandataria en el Caso Caval.

El jurista, que fue ministro de Justicia por un año en el primer mandato de Bachelet, habría tenido un papel clave en uno de los grandes anhelos de Sergio Jadue en su gestión a cargo de la ANFP: construir una nueva ciudad deportiva para la selección chilena.

Con un sueldo de 1.500 Unidades de Fomento (unos $38.443.500), además de un premio de $211 millones en caso de llegar a buen puerto en las negociaciones, Solís debía ingresar en las altas esferas políticas para realizar un lobby que implicaba convencer a distintos ministerios, municipalidades y secretarías regionales para conseguir un terreno fiscal donde se emplazaría el “nuevo Juan Pinto Durán”, además de conseguir un cambio de uso de suelo en las oficinas de la ANFP

La ciudad del fútbol que Jadue y Solís pretendían reemplazar por el antiguo Juan Pinto Durán maravilló a todos con un recinto de entrenamiento a nivel mundial, el Museo del Fútbol, una clínica y un hotel exclusivo para los seleccionados, sin embargo ahora es materia de investigación.

La “Comisión Mendoza”, por encargo del Ministerio de Justicia, está analizando estas negociaciones y los contratos firmados por la ANFP en la época de Jadue.

De esta forma, la Fiscalía Oriente también tendrá que buscar anomalías en el presunto enroque que se negoció entre el Gobierno y la Asociación de Fútbol para cambiar el recinto que actualmente tiene Juan Pinto Durán por un terreno fiscal que cumpliera con todos los requisitos que requiere la nueva “ciudad”, proyecto que fue apoyado públicamente por Bachelet a poco de ganar la Copa América.

GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo