Salas y el buen lío del once: "Se nos hace difícil hasta para armar el segundo equipo"

Con Roberto Gutiérrez a plenitud, el DT de la UC podrá contar con casi todo su contingente para enfrentar a Cobresal. "Nunca tuve un plantel tan competitivo como este", destacó.

Por

Por Pablo Serey Correa

Si hay un problema agradable en el fútbol es que un entrenador tenga muchas dificultades para armar su equipo a raíz de las buenas alternativas con las que cuenta tanto en calidad como en cantidad. Eso le pasa por estos días al DT de la Universidad Católica, Mario Salas, quien podrá contar con casi la totalidad de su plantel para enfrentar este domingo a Cobresal en San Carlos de Apoquindo.

La gran novedad en las últimas prácticas ha sido el delantero Roberto Gutiérrez, quien se recuperó de la luxación en el hombro que sufrió en diciembre pasado y por lo mismo ya está en condiciones de ser considerado por el Comandante. Sobre la complicada determinación de conformar el ataque ante la reaparición del Pájaro, el técnico cruzado manifestó que “hay una competencia muy dura, no solamente en el puesto del delantero”.

“En varios puestos hay una competencia muy ardua, se nos hace difícil hasta para armar el segundo equipo en los días de práctica de fútbol. Esperamos que esta competencia resulte en una alza de rendimiento de jugadores y en una alza colectiva. Hasta el momento, centro delantero que hemos puesto ha rendido a la perfección, lo que nos deja con una decisión de quién juega y quién va a la banca muy difícil”, prosiguió.

Ante los “inconvenientes” que puede la clara chance de dejar fuera a uno de los tres atacantes de área (Roberto Gutiérrez, Nicolás Castillo y David Llanos), el adiestrador de la Franja manifestó que “hay un bien que es superior para cualquier futbolista que es el bien común y cuando uno habla de equipo y cohesión habla de que los niveles de compromiso de un jugador no solamente es cuando juega o cuando va citado, sino que también cuando no juega. Si un jugador no lo entiende, significa que el concepto de lo colectivo por sobre lo individual es superado por algo egoísta”.

Pero las buenas dificultades de Salas no solamente pasan por ataque y por lo mismo remarcó que “nunca tuve un plantel tan competitivo como este, con tantas variantes y con tantas posibilidades de manejar situaciones de juego, por tanto eso me ha llevado a realizar cambios estratégicos, tácticos, tratar de ocupar al jugador que podría estar en mejores condiciones para ese partido”.

Y en ese marco, el ex rugbista dejó en claro que el equipo estelar que se verá en la recta final del Clausura será similar a lo que se ha visto en los últimos dos encuentros, aunque deslizó la opción de realizar cambios. “Lo ideal es que sea un equipo con algunas mejoras de lo que se vio ante Antofagasta y Palestino. Siempre he dicho que somos un cuerpo técnico muy busquilla y eso nos lleva a probar sistemas nuevos, jugadores nuevos. Estamos en forma permanente mutando, no estamos estancados”, dijo.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo