Deportes Concepción analiza su salvación financiera en un joven de 18 años

El promisorio mediocampista Kevin Martínez, quien ha tenido una explosiva aparición en el cuadro lila, podría ser vendido para solucionar los problemas de caja del club.

Por

El Gráfico Chile

Mientras los jugadores de Deportes Concepción dan lucha en cancha para podere entrar en la liguilla de la segunda rueda de la Primera B y así aspirar a un cupo para la máxima serie del fútbol chileno, fuera del campo de juego los dirigentes rebuscan fórmulas para salvar a una institución ahogada con numerosas deudas.

Y de acuerdo a lo publicado este jueves por el Diario de Concepción, la directiva lila vería en el joven mediocampista Kevin Martínez una fórmula de salvación. Una potencial venta de parte del pase del futbolista que ha tenido una explosiva aparición durante el 2016 ayudaría a recaudar fondos necesarios para acabar con las morosidades.

Sin embargo el promisorio jugador aún no firma contrato profesional con el club, por lo que su representante, el paraguayo Javier Araujo, puso alarmas sobre esta situación. “No podemos permitir eso. Hay que aconsejar buen a Kevin y también resguardarlo. Hoy no tiene contrato y a Deportes Concepción lo único que le corresponde en este momento son los derechos formativos”, estableció el empresario.

Además, el propio agente dejó en claro que “todavía no se acerca ningún club preguntando por Kevin, pero acá debemos cuidar al niño y hacer las cosas paso a paso, como corresponde. Está empezando y debe afianzarse, después destacar en la selección Sub 20 y así ir escalando hasta un día ojalá llegar al extranjero”.

Sobre este vertiginoso presente, el joven Kevin Martínez expresó que “tengo mucho cariño por el club y por mí no me iría nunca. Sería difícil. Si alguna vez el Conce lo necesita mucho, habría que conversar, pero me gustaría jugar mucho tiempo aquí”.

Respecto a los consejos que le dan sus compañeros más experimentados, el nuevo talento lila comentó que “cada noche me voy al hotel con jugadores distintos, para conocerlos, conversar y aprender de ellos. Siempre hay jóvenes que se apuran mucho porque llegan persona a hablarte al oído y te dicen que te van a llevar acá o allá. También me pase, pero mi mente está aquí y hay que ir despacio y con humildad. Calladito y sin irse a las nubes. Algunos nunca te pescaron y cuando te ven arriba te buscan”.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo