Los "marginados" de la U entrenaron aparte y con un PF de las divisiones inferiores

Gonzalo Espinoza, Joao Ortíz, Leonardo Valencia y Cristián Suárez tuvieron que practicar diferenciados de sus compañeros, y sólo con un integrante del fútbol formativo de la U.

Por
Los

Por Diego Espinoza Chacoff

La polémica celebración del cumpleaños de Gonzalo Espinoza parece aún no acabar para el volante de Universidad de Chile, y los otros jugadores marginados por el cuerpo técnico de Sebastián Beccacece. La resolución de separar a cinco jugadores del plantel de honor se comenzó a decretar este jueves y seguirá por cerca de un mes.

En ese sentido, en Azul Azul se decidió que el delantero Luis Pinilla fuera enviado a la división sub 17 de la U, mientras que los otros futbolistas “cortados” deberían entrenar solos en la tarde y con una práctica diferenciada dirigida por algún entrenador o preparador físico de turno que estuviera a cargo del fútbol formativo.

Ese es el panorama que vivieron este jueves el propio Espinoza, Joao Ortíz, Leonardo Valencia y Cristián Suárez. Todos ellos llegaron en silencio al Centro Deportivo Azul, entraron por la puerta principal y salieron por la lateral del recinto, sin dar declaraciones sobre la polémica noche que los separó del resto del equipo.

Ya en el CDA, a eso de las 15:30 horas, hicieron trabajo físico bajo las órdenes de un PF de las divisiones inferiores del club, y luego de una hora, cumplieron con su obligación de entrenamiento y dejaron rápidamente el recinto de La Cisterna.

Con ese escenario, el horizonte de las denominadas “manzanas podridas” del cajón laico parece no ser agradable ya que no están citados para el duelo de este viernes (20:00) ante Deportes Iquique, y tampoco lo serían para los otros tres restantes en el Clausura 2016.

GRAF/DE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo