La U venció, dejó atrás una semana turbulenta y empieza a olvidarse del descenso

El equipo de Sebastián Beccacece derrotó 2-1 a los nortinos en el Nacional, y sumó su tercer triunfo en 12 fechas del torneo de Clausura 2016.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff

El panorama con el que la Universidad de Chile llegó al Estadio Nacional este viernes, para enfrentar a Deportes Iquique era terrible. Cinco jugadores marginados, el técnico Sebastián Beccacece sin certeza de continuidad y la presión de una hinchada que llegó en masa para alentar a su equipo en Ñuñoa.

Pese a ese oscuro escenario, los azules salieron muy concentrados para hacerle frente a los dirigidos por Jaime Vera, y con una fuerte presión que terminó en un autogol de Tomás Charles a favor de los laicos, cuando el reloj marcaba los 17′.

Sólo 13 minutos después, el árbitro Enrique Osses sancionó la jugada más polémica del partido tras el penal cobrado a favor de la U, luego de la falta en el área de López a Guzmán Pereira, y que a los 31′ definió el tanto de penal convertido por el capitán Johnny Herrera.

Gol de goleador y a celebrar. ¿Con quién? Con el propio Beccacece al que ya habían ido a abrazar casi todos los estudiantiles en el primer tanto. Esta vez Johnny lideró la celebración, dado que en el primer tanto a favor prefirió mantenerse al margen de los festejos, al igual que Osvaldo González. Pese a eso, la idea del plantel fue acallar las críticas de un quiebre interno y así lo hicieron demostrar en el Nacional.

A pesar de esos innumerables gestos que los laicos querían mostrar en la cancha, la confianza del 2-0 los nubló en su juego y por ello los Dragones Celestes se aprovecharon de las desconcentraciones defensivas con un gol de Luis Bustamante a los 54′.

Esa diana tensionó al máximo a Beccacece quien, incluso pensó en enviar a la cancha al delantero boliviano Bruno Miranda, pero la lesión física de Pereira lo obligó a permitir el ingreso de Benjamín Vidal en el medioterreno.

Con ese escenario, la U perdió profundidad en el ataque sin el mediocampista uruguayo, y se dedicó a labores defensivas con el ex O’Higgins como un quinto reserva. Dado eso, Iquique se enfocó en atacar y casi iguala el marcador cuando a los 39′, el poste fue el milagro que salvó a la U de hipotecar el dificultoso triunfo conseguido.

Gracias a esta victoria, sirvió como un respiro para fanáticos y plante, dado que la U queda a ocho puntos alejado del descenso en la tabla general acumulada de la temporada 2015-2016, y se empieza a olvidar de la posibilidad de bajar a la Primera B.

El próximo rival de los laicos será el puntero Universidad Católica, en San Carlos de Apoquindo, y por una nueva edición del clásico universitario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo