La larga lista de frustraciones a un paso de la gloria en la UC bajo la era Cruzados

El ciclo de la sociedad anónima en la Franja registra el título del 2010, pero tras ello ha venido un interminable período de sinsabores ¿Se acabará o prolongará el sábado?

Por
La larga lista de frustraciones a un paso de la gloria en la UC bajo la era Cruzados

El Gráfico Chile

Protagonista permanente en la lucha por el título ha sido la Universidad Católica en los últimos años en el fútbol chileno. Los cruzados han sido el cuadro que más se ha repetido en las disputas por el cetro máximo, sin embargo su última corona data del ya lejano 2010, cuando el actual DT de la Roja, Juan Antonio Pizzi, comandó al elenco en el que destacaban figuras como Felipe Gutiérrez o Francisco Silva.

La obtención de ese campeonato es el único título de Primera División que se registra en San Carlos de Apoquindo en la era Cruzados, la que comenzó a mediados del segundo semestre de 2009 y que tuvo como primer registro deportivo la pérdida del Clausura 2009. En dicho certamen, la Franja de Marco Antonio Figueroa sucumbió en la final de los play off ante el Colo Colo de Hugo Tocalli.

Fue el primer trago amargo durante el ciclo de la sociedad anónima, pero la reivindicación llegó al año siguiente con la conquista del Bicentenario 2010, justamente superando al Cacique en una épica definición en la parte final del torneo. Tras ello vienen los innumerables sinsabores a un paso de la gloria.

Y dicho período se inició con una de las caídas más dolorosas en la historia reciente de la UC: la derrota ante la U en la final del Apertura 2011. Tras ganar 2-0 en la ida, los cruzados llegaron con cierta tranquilidad a la vuelta, a tal punto que el PF de ese equipo, Jorge Fleitas, llevó cotillón al Estadio Nacional para celebrar el que parecía un inminente título. Pero la U de Jorge Sampaoli materializó una memorable remontada y con un 4-1 echó por tierra el sueño precordillerano.

Después de aquel potente golpe, la UC no volvió a meterse en la lucha por la corona hasta el 2013, cuando el elenco comandado por Martín Lasarte disputó palmo a palmo con la Unión Española de José Luis Sierra, equipo que terminó ganando tras una ajustadísima disputa. Los dos elenos mencionados llegaron a la última fecha igualados en puntos.

Los rojos debían recibir a Colo Colo, mientras que los cruzados visitaban al descendido San Marcos. Ambos ganaron y culminaron con 38 puntos, pero la diferencia de gol (20 ante 17) favoreció a los de Independencia.

En la segunda mitad de 2013 la Franja de Machete volvería a tener una gran chance y, de hecho, fue la ocasión en la que tuvo opciones más amplias, pues en largo tramo dependía de sí misma, pero derrotas como aquella por 2-0 ante Antofagasta en el norte le impidieron festejar. Y para mala fortuna, el cambio de las bases del torneo los perjudicaría.

Los cruzados y O’Higgins terminaron con 39 puntos la fase regular, pero la diferencia de gol (24 ante 15) favorecía implacablemente a los estudiantiles, sin embargo eso ya no corría. Había que ir a partido de definción y en dicha instancia los de Rancagua fueron más fuertes y se impusieron por 1-0 con gol de Pablo Hernández.

Al torneo siguiente, con Rodrigo Asturdillo en el banco, Católica volvió a estar en la pelea por el premio mayor, aunque en todo momento estuvo lejos del sólido líder, el Colo Colo de Héctor Tapia. El Cacique campenó con 42 unidades, superando por amplio margen los 33 de la UC.

Ya en 2015, con Mario Salas como DT, los de San Carlos de Apoquindo volverían a estar metidos en la lucha por el primer puesto. En la primera parte del citado año, en el Clausura 2014-2015, los dirigidos del Comandante perdieron puntos en partidos increíbles, como en el 3-3 ante Iquique en casa después de ir ganando 3-0. Tras demoronarse en la recta final, aquella Católica culminó en el cuarto puesto con 29 unidades, lejos de las 34 del campeón Cobresal.

Vendría el Apertura 2015-2016 como revancha, pero sería una nueva frustración a pocos pasos del júbilo. Si bien no dependía de sí mismo, el elenco de Salas llegó a la última fecha con la obligación de vencer a Audax Italiano en La Florida y esperar una mano de Wanderers en Valparaíso ante Colo Colo. La Franja perdió por la cuenta mínima y el choque entre verdes y albos se pospuso tras bochornos incidentes. Sólo para darle un poco de condimento a la historia, el Decano vencería al Cacique en el aplazado duelo y la tabla terminó exhibiendo a los de José Luis Sierrra con 33 puntos en la cima y los cruzados con 32 en el segundo puesto.

Se viene una nueva definición de campeonato y otra vez Católica está en la disputa. Dependía de sí misma a dos fechas del término, pero el 1-0 en contra ante San Luis le quitó ese privilegio y ahora debe vencer a Audax en San Carlos y esperar una mano de la Universidad de Concepción en El Teniente ante O’Higgins.

¿Se acabarán las frustraciones o se prolongarán los lamentos?

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo