El histórico registro que dejó el descendido San Marcos: Nunca perdió con Colo Colo

El cuadro de Arica nunca perdió con los albos en los cuatro torneos que disputó antes de perder la categoría entre 2014 y 2016, luciendo una paternidad sobre el Cacique.

Por

El Gráfico Chile

San Marcos de Arica fue el segundo equipo en perder la categoría este año en el fútbol chileno, tras caer por 3-1 ante Palestino en el estadio Carlos Dittborn, lo que desató la desazón de todos los fanáticos del club de la puerta norte.

Los Santos estuvieron dos años en Primera División tras su ascenso en el 2014 y en los cuatro torneos que disputó, dejó un sorprendente registro: nunca perdió con Colo Colo.

Ariqueños y albos jugaron cuatro compromisos con tres victorias para San Marcos y un empate, lo que sumado al historial entre ambos de 13 partidos, tiene a los del norte con supremacía sobre el Cacique con cinco victorias, cuatro empates y cuatro derrotas.

Revisando los encuentros recientes de estas temporadas, en el Apertura 2014 se registró el único empate. Fue 1-1 en el estadio Carlos Dittborn, partido disputado el 19 de julio donde Fernando Meza puso en ventaja a los locales y a los 67 minutos, Esteban Paredes igualó mediante lanzamiento penal.

El 4 de enero del 2015 fue el primer duelo del Clausura 2015 para ambos, lo que era el regreso de Humberto Suazo al Monumental. Pero los ariqueños hicieron la gracia y en el minuto 74 el argentino Leonardo Ramos enmudeció el estadio Monumental con la única cifra del compromiso. Es más, el Chupete perdió un penal y tuvo un retorno para el olvido, como fue su segundo paso por Macul y que justamente se cerró ante este rival.

Dos triunfos que calaron hondo en los albos

Ya por el Torneo Apertura 2015, San Marcos de Arica volvió a festejar ante el Cacique en un duelo que quedó en la memoria colectiva de todos los fanáticos del fútbol, puesto que, fue el último compromiso como profesional de Suazo.

Los Santos nuevamente festejaron en el Monumental a merced del tanto de Nicolás Bubas a los 71 minutos. El partido se jugó el 18 de octubre y los albos terminaron con 10 jugadores por la expulsión de Gonzalo Fierro y con la furia de Chupete, quien insultó al cuerpo técnico encabezado por José Luis Sierra al momento de ser sustituido. Tras ese episodio, esa misma semana fue desafectado del club y nunca más volvió a jugar profesionalmente.

El último festejo ariqueño y que dejó una “paternidad” ante los albos fue el 13 de marzo de este año por el último Clausura el cual marcó el inicio de la debacle alba y crisis interna que terminó dejando a los pupilos del Coto sin título.

Dicho compromiso generó fuertes críticas por la decisión que tomó el Coto al dosificar y presentar un equipo suplente por privilegiar el partido ante Atlético Mineiro por la Copa Libertadores, el cual perdieron categóricamente por 0-3.

Los ariqueños aprovecharon las licencias albas y con solitario tanto de Matías Defederico a los 18 minutos, ganaron por 1-0 y de paso instalaron la crisis en Macul, tras lo cual llegaron a cinco partidos sin ganar, lo que impidió el bicampeonato y la estrella 32.

San Marcos se fue a la B, pero al menos puede decir que es el “papá” del Cacique.

GRAF/PMR

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo