Los últimos sobrevivientes de la generación de bronce de Sydney 2000

De los 22 jugadores que fueron considerados para los Juegos Olímpicos realizados en la ciudad australiana sólo cinco siguen jugando profesionalmente.

Por

El Gráfico Chile

Con la finalización del Torneo de Clausura 2016 y la eliminación de Audax Italiano que no pudo clasificar a la liguilla de postemporada se concretaron el retiro de dos jugadores: Rafael Olarra y Rodrigo Tello.

Ambos fueron parte de la generación olímpica que logró la medalla de bronce en Sydney 2000 y con esto, sólo cinco jugadores siguen en la actividad de aquel equipo que llevó Nelson Acosta a la cita.

El defensa y presente campeón del fútbol chileno Cristián Alvarez, el portero de Universidad de Chile, Johnny Herrera, el volante Milovan Mirosevic que se encuentra en Unión Española, el mediocampista David Pizarro y Francisco Arrué en Coquimbo Unido, son los últimos sobrevivientes de aquella generación de bronce que sigue vigente.

¿Qué fue del resto? Acá te damos a conocer en que se encuentra cada represente nacional que se colgó el bronce en Sydney 2000.

Formación titular de la disputa por el bronce

Nelson Tapia: Llegó a Australia como uno de los tres jugadores mayores de 23 años permitidos del plantel y con un Mundial a cuestas. Cinco años después del logro en Sydney se retiró e incluso tuvo pasos por televisión, pero este año volvió a relacionarse con el deporte y su última experiencia fue de preparador de arqueros en Deportes Iquique.

Cristián Álvarez: Jugó en Sydney con apenas 20 años y con partidos en el plantel de honor de Universidad Católica. Luego de su participación en los Juegos Olímpicos se consolidó con los cruzados y partió a River Plate, pero también tuvo pasos en Israel, México y Perú antes de su retorno a los cruzados. Es el capitán del actual campeón del fútbol chileno, Universidad Católica.

Claudio Maldonado: Tras grandes campañas en Brasil, a mediados del año pasado firmaba en Colo Colo como uno de los grandes refuerzos del cuadro que en ese entonces dirigía Héctor Tapia. Sin embargo, no pudo rendir, no tuvo continuidad y se ganó las críticas de los hinchas en el Monumental. Terminó su relación con los albos con la salida del cuerpo técnico de Tapia y la llegada de José Luis Sierra a la banca. Ahora está sin club.

Pablo Contreras: Tras Sydney 2000, tuvo una larga carrera en Europa e incluso alcanzó a disputar el Mundial de Sudáfrica 2010 con la selección adulta. Tras su periplo europeo, decidió volver a Colo Colo en 2012 y su estadía en el país no duraría mucho. Tras un semestre volvió a Grecia para disputar la Champions League con el Olympiakos y luego terminaría su carrera en la liga de Australia, país donde se colgó la medalla olímpica. En el último tiempo se unió al equipo de showbol chileno, en el cual sufrió un problema médico que no pasó a mayores.

Pedro Reyes: Otro de los mayores de 23 años que comandó el equipo de Nelson Acosta en la cita australiana. Tras obtener el bronce, estuvo dos años más en Europa jugando con el Auxerre y luego volvió para vestir los colores de Universidad de Chile. Tras varios pasos por equipos nacionales, se retiró en 2008 y realizó el cursos de entrenador para unirse al cuerpo técnico de José Luis Sierra en Unión Española y actualmente es el ayudante del Coto en Colo Colo.

David Pizarro: Llegó a disputar los Juegos Olímpicos con su pase en poder del Udinese, quienes lo compraron por sus grandes actuaciones con la selección nacional Sub 20 en el Sudamericano de Argentina 1999. Tuvo una larga y exitosa carrera en Europa, brillando en clubes como Roma, Fiorentina e Inter, además fue campeón en Inglaterra con Manchester City en 2012. Su travesía por el Viejo Continente terminó tras la obtención de la Copa América el 4 de julio de 2015 y regresó a Santiago Wanderers, donde las lesiones no le han permitido mostrar tu talento.

Reinaldo Navia: Tras la obtención de la medalla en Sydney 2000, se fue a México y ahí comenzó su aventura azteca, país en el que ahora reside. Pese a que también tuvo pasos por Argentina y protagonizó un retorno a Chile, gran parte de su carrera la hizo en tierras mexicanas. Por eso, una vez que se retiró, se quedó allá y actualmente es comentarista de TDW radio y Univision Deportes, además de tener una academia de fútbol.

Iván Zamorano: El encargado de comandar a la selección de Sydney 2000 fue uno de los pocos que no se ligó al fútbol de manera directa después de su traumático retiro del fútbol en Colo Colo. Pese a que sigue jugando en las exhibiciones de Showbol, donde comparte con Contreras, sus principales ingresos los consigue como empresario e incluso ha sido rostro de distintas marcas de ropa y tiene una gran ciudad deportiva en la comuna de Las Condes.

Rodrigo Tello: Tuvo una larga carrera en Europa tras la medalla de bronce, donde destacaron sus pasos por clubes de Turquía y Portugal. Al igual que Pizarro, volvió al fútbol chileno para el Apertura del 2015 y se retiró este semestre en Audax Italiano.

Rafael Olarra: Se encontraba en Universidad de Chile cuando Chile se quedó con el bronce de Sydney 2000 y sus buenas actuaciones le valieron partir a Osasuna en 2001, pero sólo alcanzó a estar un año y volvió al país para vestir nuevamente la camiseta azul. Luego de eso partió a Independiente y también tuvo un paso por el Maccabi Haifa. Al igual que Tello se retiró este semestre siendo el capitán de Audax Italiano.

Patricio Ormazabal: Se retiró en 2012 jugando por Curicó Unico y Universidad Católica le abrió las puertas para desarrollar su carrera de entrenador en las inferiores del club, llegando, incluso, a ser interino del primer equipo tras el despido de Julio César Falcioni, donde cosechó una caída 3-2 ante Iquique y empate 2-2 frente a Universidad de Concepción. Hoy está de técnico de la Sub 17 de la UC.

Suplentes partido definición medalla por el bronce

David Henríquez: Fue uno de los pocos que no se ligó al fútbol tras su retiro. Luego de una larga carrera en Colo Colo, pasos por México y su retiro en Universidad Católica, el defensor se dedició a los negocios y hoy administra la Minera Demostrativa, negocio que emprendió con su socio Antonio Guzmán.

Sebastián González: Al igual que Reinaldo Navia, Chamagol hizo una gran carrera en México y se transformó en ídolo del Atlante, donde se convirtió en uno de los máximos goleadores del club. Luego de su retiro, se dedicó a los comentarios en televisión y actualmente trabaja en CDF.

Francisco Arrué: Su mejor momento lo vivió jugando en Universidad Católica en 2005 y 2006, donde obtuvo un título nacional, o en Universidad de Concepción, alzando el trofeo de la Copa Chile. Hoy en día es uno de los pilares fundamentales de Coquimbo Unido, que logró salvarse milagrosamente del descenso a la Segunda División Profesional.

Héctor Tapia: Francia, Chile y Brasil. Esos son los países que incluyeron la carrera del delantero tras la medalla de bronce en Australia, pero su época de gloria la vivió con los albos y el club de sus amores le abrió las puertas tras el retiro para que sea técnico. Con una explosiva carrera que partió en las inferiores, llegó al primer equipo en 2013 con la salida de Gustavo Benítez y se mantuvo hasta el Clausura 2015, obteniendo la ansiada estrella número 30 en el Clausura 2014. Luego de arduas negociaciones para renovar, no consiguió un nuevo contrato y ahora está sin club.

Rodrigo Núñez: Uno de los que menos brilló tras la medalla de Sydney 2000. Pese a que era considerado uno de los grandes talentos de esa categoría, gran parte de su carrera la hizo en Cobresal y desde 2011, cuando se desvinculó de Deportes Iquique, que no encontró club en Primera, tras lo cual se retiró.

Javier Di Gregorio: Luego de la medalla de Sydney 2000, el portero suplente no tuvo una gran carrera y deambuló por distintos clubes del fútbol nacional. Tras retirarase se dedicó a preparar arquero y su último trabajo fue con Nelson Acosta en Deportes Iquique, donde renunciaron tras los malos resultados en el torneo de Apertura 2015 y la eliminación en Copa Chile.

Mauricio Rojas: A un año de la obtención de la presea de bronce en los Juegos Olímpicos, el nacido en Quilpué sumó un nuevo triunfo: ser campeón con Santiago Wanderers en 2001. Luego de eso su carrera no tuvo mayores logros y el año pasado, ya retirado, dirigió a Provincial Marga Marga, club de su ciudad natal que milita en la Tercera División.

Manuel Ibarra: Es uno de los pocos que no siguió ligado al fútbol tras dejar de jugar, el 2008 en Audax Italiano, y se dedicó al canto, componiendo cumbias e incluso apareciendo en televisión. Además de su faceta artística, tiene una escuela en fútbol en Coquimbo. Su peak fue Universidad de Chile, club en el que militó en 2004 y 2005, con el cual conquistó un título en el Apertura 2004.

Los reservas de Sydney

Andrés Oroz: El volante tuvo un paso por Puebla de México y una destacada carrera en el país, donde defendió a varios equipos entre ellos, Santiago Morning, Universidad de Concepción,  Universidad de Chile, Unión Española, Rangers y Cobreloa. Se retiró el 2012 del profesionalismo en Deportes Antofagasta.

Milovan Mirosevic: El Milo se identificó con la UC, club donde los hinchas aún lo recuerdan. Jugó en Racing y Argentinos Juniors y también en Beitar Jerusalén de Israel. Actualmente milita en Unión Española.

Johnny Herrera: El portero es el referente del actual plantel de Universidad de Chile y es el segundo arquero de la selección chilena. Herrera ha tenido una carrera exitosa, pero también polémica, donde se vio involucrado en un accidente vehicular con desenlace fatal. Pese a eso, es sin dudas, uno de los jugadores que más logro ha cosechado de la generación.

GRAF/PMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo