Libros, reflexiones musicales y un orgásmico festejo: el testimonio del campeón Mario Salas

En un extenso diálogo con El Gráfico Chile, el DT que logró el título del Clausura con la UC reveló cómo vivió la campaña que lo llevó a poner fin a la larga sequía de gloria en Católica. "Por cómo soy, nunca me voy a considerar el mejor", es parte de su manifiesto.

Por

Por Pablo Serey Correa

Si el fútbol no fuera como la vida, esta entrevista tendría poco sentido. Claro, porque de pelota en sí no hay mucho material en este texto, pese a que, en definitiva, de eso se trata. Es un diálogo extenso sobre la obtención de un éxito, un testimonio de una campaña que, como tantas otras, alzó la gloria. Son las confesiones del DT campeón del fútbol chilleno Mario Salas.

Pero como el fútbol sí es como la vida, este asunto algo de sentido cobra, más aún cuando se pone en evidencia el relato humano de alguien que se erigió como responsble principal -o cara visible, como le gusta decir a él- de un logro con tantas consecuencias emocionales, o sea humanas, para tantas personas que venían acumulando innumerables angustias producto del balón y sus cosas como lo son los hinchas de Universidad Católica.

Dividida en tres grandes partes, esta extensa y reposada conversación que sostuvo el técnico cruzado con El Gráfico Chile parte con Los primeros días post júbilo abordando las jornadas posteriores a la obtención del título del Clausura 2015-2016; prosigue con La campaña desde la interna del Comandante, donde se da a conocer el período más difícil del semestre; y finaliza con El trabajo en equipo y el futuro a corto plazo, en la que Salas descifra la relación con sus colaboradores y traza camino para los inmediatos desafíos franjeados.

Los primeros días post júbilo

¿Qué se siente se el técnico campeón de Chile?

Ha sido una alegría tremenda, una satisfacción muy grande, he disfrutado a concho esto. Eso sí, ha habido como una mezcla de sensaciones, porque por un lado está la alegría y la satisfacción de haber tenido justo premio a lo que realizaste y por lo que trabajaste tanto, pero por otro es como que todavía no asimilo mucho el logro tan importante. Yo creo que es por el tema que hemos seguido trabajando, hemos seguido teniendo reuniones y cosas así, entonces me imagino que la próxima semana voy a estar más tranquilo en ese aspecto y voy a asimilarlo mejor

¿Te imaginabas que ser campeón era algo más o menos parecido a lo que estás viviendo?

Lo que fue realmente como extraño, como muy de pasión, como muy intenso, fue el momento en el que sabemos que somos campeones en la cancha. Esa cuestión fue muy intensa, el encuentro con mi hijo, con toda la gente de la institución, todo eso fue muy intenso, fue muy rico, fue muy generoso, fue como muy de piel, de pasión, de sangre, en realidad no tengo el concepto, es como algo muy orgásmico, muy fuerte, no sabría como definirlo de una sola forma.

¿Se puede comparar este logro con la UC con otras grandes vivencias que has tenido fuera del fútbol?

Creo que no hay una relación, son como cosas distintas. Yo siempre he dicho que lo que a mí me produjo una sensación tremenda en mi vida fue el nacimiento de mi hijo, el verlo nacer fue una cosa inigualable. En algún momento también fue el casarme, a pesar de que me agarran para el leseo, pero también ha sido de esas sensaciones muy únicas. Obviamente son cosas que están en una medida distinta a lo que pasó con la UC, pero todas ellas están en ese grupo de sensaciones únicas que jamás las voy a olvidar.

Y esas emociones se combinaron al momento de celebrar el título. Apenas se concreta el logro, partiste corriendo donde tus familiares en el estadio…

Me fui donde mi hijo, también estaba mi compañera Massiel, estaba la polola de mi hijo y un amigo de él. Me fui directamente donde ellos porque han sido muy importantes en mi vida y porque en el fondo ese gesto inmediato fue como darles el logro, fue como decirles ‘aquí está, es nuestro’.

Cuando se te consultó por qué Católica logró el título dijiste que se dio así porque fue el mejor equipo. Siguiendo esa línea ¿Tu te alzaste como el mejor DT del país?

Yo creo que tengo mis méritos, pero no me considero el mejor. No me considero el mejor porque me conozco mucho y sé que tengo mis virtudes y defectos, entonces no me hallo el mejor, eso sí, creo que estoy en un permanente perfeccionamiento. Más que considerarme el mejor, asumo que hicimos las cosas muy bien para tener este resultado, pero no me considero el mejor, creo que por cómo soy, nunca me voy a considerar el mejor, eso lo veo como un ideal. Con lo perfeccionista y exigente que soy, es muy difícil que me considere el mejor.

La campaña desde la interna del Comandante

¿Cómo has sentido la evolución en el estado de ánimo de los hinchas, desde los días previos a la definición y estos primeros días de campeón?

Antes de la definición fue de mucho apoyo. Yo veía que en los hinchas había confianza de que podía darse, por lo mismo su disposición fue de mucho apoyo, mucho de apañar, de apoyar. Después de la obtención del título ha sido todo de agradecer mucho a nosotros como cuerpo técnico, a los jugadores. Veo una alegría grande en los hinchas.

Pero en el partido ante Audax en San Carlos hubo muchas críticas desde la tribuna…

Yo generalmente no percibo esas cosas, a veces ni siquiera escucho lo que me dicen. Yo creo los niveles de concentración y de tensión son tan fuertes que uno se abstrae de ese tipo de cosas. Eso sí, debo ser honesto y reconocer que escuché cuando le gente explotaba de alegría por los goles de la U de Concepción.

Una de las particulidades del estadio de la UC es lo cerca que queda la tribuna de la banca. En aquellos momentos en que te lanzaban críticas ¿te daban ganas de darte vuelta y responder?

Ha habido veces en las que he tenido ganas, pero no me voy a enfrascar en disputas, no saco nada, lo único que haría con eso es desconcentrarme. Como te digo, hay veces en las que escucho, pero trato de enfocarme en lo mío, lo único que me puede generar discutir con alguien de la galería son problemas, no saco nada positivo.

¿Cuál fue el momento más duro de la campaña?

Hubo un período en particular, son tres partidos. Cuando perdemos con O’Higgins, empatamos con Huachipato y perdemos con Colo Colo en la mitad del campeonato. Siento que fue lo más difícil, esas tres semanas fueron de lo más duro.

¿Y cómo enfrentaste el día a día de ese complicado ciclo?

Fueron semanas pesadas en las que tratamos de hacer cambios, tratamos de levantar y en las que tratamos de pensar que era algo pasajero. Teníamos que hacer un cambio para que las cosas estuvieran a favor nuestro. Nos enfocamos para producir un cambio en el partido con Antofagasta y de ahí agarramos otra vez una rachita positiva.

Pero más allá de lo futbolístico ¿Cómo fueron esos días de aquel difícil período?

Iba buscando distintas cosas para hacer. Me puse a leer un poco más, empecé a compartir más, de repente me iba a tomar un café con amigos, empecé a tener más relación con algunas personas y eso me ayudó. Había momentos en que ponía programas en la radio de música y me dedicaba a reflexionar. Busqué formas de evadir del tema del fútbol, lo que cuesta mucho, porque llegas a la casa y están dando fútbol, pero traté de hacerlo. No es sano estar las 15 o 16 horas que uno está despierto pensando solamente en fútbol.

¿A qué literatura recurriste?

Leí hartos libros de sicología, leí harta autobiografía o cosas por el estilo, como la de Agassi, también leí un libro de Phil Jackson, Once Anillos, me gustó mucho. De ahí he ido buscando cosas, ahora estoy tratando de conseguirme un libro de la sicología humanista de Carl Rogers, leí a Fischman también, he leído cosas más reflexivas por decirlo de alguna forma.

¿Reflexión para aplicarla al trabajo?

Claro, uno lo hace también con el objetivo de aplicarlo en el día a día.

O sea, buscabas desconectarte del fútbol, pero seguías conectado…

Claro, al final igual estaba permanentemente conectado, pero el hecho de descubrir cosas nuevas como que te saca de lo habitual, del sistema, de los goles, de la estrategia, de la táctica, de todo eso. Te hace bien cuando descubres cosas nuevas.

El trabajo en equipo y el futuro a corto plazo

¿Qué rol cumplen tus colaboradores en tu equipo técnico?

Aquí me quiero extender un poco porque todos son fundamentales. Uno es la cara visible, pero detrás de uno hay un grupo muy importante, sobre todo en un año complicado como el que tuvimos. Ellos han sido baluartes, han sido apoyo, han sido soporte permanente. Leonardo (Zamora) en trabajar los paridos en la táctica y en la estrategia ha sido fundamental; Fernando (Gutiérrez) en el tema de su ayudantía técnica, pero también en el tema audiovisual ha sido muy importante; Osvaldo (Alegría) como jefe del área física, con el apoyo de Emiliano (Fleitas), han sido importante; Javier (Rodríguez) lo mismo con el trabajo de los arqueros. Yo descanso mucho en todos ellos, tengo plena confianza. Tambien está el apoyo de Atilio Marchioni desde su área, el de Fernando Yáñez en el aspecto médico Fernando, la utilería a cargo de Gonzalito (José Luis González), lo mismo el Tati (Buljubasich) desde la gerencia o Pamela (Venegas) en el área de comunicaciones. Hay muchas cosas que van interrelacionadas, uno es la cara visible, pero todo esto no se podría hacer solo.

Pero más allá de las respectivas funciones específicas de cada uno ¿existe un aporte crucial desde lo humano dentro del cuerpo técnico?

En el cuerpo técnico somos muy distintos entre todods, pero eso también nos lleva a aglutinarnos por el objetivo superior. Tenemos buena relación, de repente discutimos, peleamos, a veces nos matamos de la risa, vivimos lo que cualquier relación vive. Es una relación armoniosa, pero apasionada. No es que seamos tan yuntas, cada uno sale de vacaciones cada para su lado, pero en general sabemos que estamos siempre cerca uno del otro y cuando nos necesitemos estamos ahí.

Basándote en lo anterior ¿Qué debe hacer Católica para volver a dar un salto cualitativo en lo futbolístico?

Creo que tenemos que ser muy reflexivos y analíticos en el tema que pasó y de ahí establecer algunos objetivos claros para ir po otro tipo de objetivos que sean superiores. Estamos muy bien en cuanto a trabajo, nuestra relación laboral es buena, nos hemos entendido muy bien en el tema de equipo, pero siempre hay cosas que mejorar. Cada uno en su área tiene que ser muy analítico y tiene que reflexionar, trazar objetivos mayores y que podamos alcanzarlos, porque es muy fácil trazarse objetivos y no ser coherentes con eso. En mi área acabamos de terminar una evaluación de lo que fue el año y establecimos algunas cosas, principios tácticos y estratégicos que mejorar, y lo vamos a hacer. Tenemos que ser un equipo mucho más fuerte, que mejore algunas cosas que son fundamentales como el tema defensivo, entre otras cosas.

Y para eso puede ser crucial el aspecto de los fichajes ¿Cómo debe reforzarse esta vez la UC, considerando el pryecto deportivo que busca promover a los canteranos?

Con pocos jugadores y de muy buena calidad. Eso sí, va a depender un poco de si los jugadores que están con nosotros y que queremos que sigan van a seguir, eso es lo primero para la cantidad de refuerzos. Lo otro, ya evaluamos los puestos y es uno por cada línea. La idea es traer jugadores que signifiquen un real aporte y que también signifiquen un verdadero espejo para los jóvenes.

¿Se le seguirá dándo prioridad al desarrollo de los jóvenes?

La gran prioridad de Católica es seguir estando en los primeros lugares y seguir siendo campeón, pero a eso lo sustenta, entre otras patas, el trabajo formativo, que de alguna manera sigue siendo prioridad como parte del proyecto, pero también tenemos que equilibrar y ahondar esfuerzos en traer jugadores que nos permitan, por un lado, seguir conseguiendo los objetivos futbolísticos, pero, por otra parte, que les permitan a los jugadores jóvenes desarrolarse integralmente.

Para cerrar ¿Qué tan cambiado está este Mario Salas campeón con el que llegó hace un año y medio a la UC?

Más que todo ha sido una evolución en cuanto a liderazgo y al tema de presentar mis ideas ante los jugadores. Buscar, más que cualquier otra cosa, una forma de entender una transformación y desarrollo del juego. Y me siento muy bien con este cambio, porque parece que dio resultado.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo