Historia repetida: La promesa que no cumplió Aníbal Mosa en Colo Colo

El presidente de Blanco y Negro aseguró que el 1 de junio los albos tendrían sus refuerzos, algo que no ocurrió y que obligó a extender las vacaciones.

Por

Por Pedro Marín Roldán El 2 de mayo el presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, ratificó a José Luis Sierra al mando de Colo Colo para la próxima temporada. Un día después, el mandamás aseguró que el 1 de junio -fecha prevista para el inicio de la temporada- el entrenador iba a poder contar con los refuerzos solicitados, promesa que no cumplió. “Tenemos el diagnóstico claro. Vamos a reforzar el equipo y dentro del mes de mayo esperamos tener todo finiquitado. La idea es que cuando parta la temporada el 1 de junio estén todos integrados”, señaló en aquella oportunidad Mosa. Hasta el momento se han vinculado más de 10 nombres como posibles refuerzos del Cacique y ninguno se ha concretado. Es más, el equipo está a un paso de perder jugadores, puesto que el portero Paulo Garcés y el volante Jean Beausejour manifestaron sus deseos de partir. A ellos se suma el peruano Christofer Gonzales quien fue enviado a préstamo a César Vallejo con lo que el Coto tendrá sólo bajas y no caras nuevas. La falta de refuerzos y la demora que ha tenido ByN para dar con el gerente técnico – quién sería el encargado de visar la llegada de jugadores- fue una de las detonantes en aplazar el regreso a los trabajos y recién el próximo martes, Colo Colo volverá de las vacaciones. Situación que se comienza a volver tradicional en los albos al inicio de cada pretemporada, puesto que ha sido común bajo el mandato de ByN que los refuerzos se integren al plantel en plenos trabajos e incluso, se han dado los casos en que han llegado jugadores con el torneo en marcha. GRAF/PMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo