¿Cómo? El refuerzo cruzado Enzo Kalinski fue tentado para jugar la Eurocopa

El nuevo mediocampsita de Universidad Católica tuvo acercamientos concretos con la selección de Polonia, sin embargo un cambio de cuerpo técnico lo dejó en el olvido.

Por

Por Pablo Serey Correa

El argentino Enzo Kalinski se muestra tranquilo, pero con muchas ansias de jugar cuanto antes. A sus 29 años, este volante cambió San Lorenzo de Almagro por su primer desafío fuera de su natal Argentina: la Universidad Católica, club con el que espera reeditar su mejor versión, esa que incluso lo llevó a ser tentado para jugar la Eurocopa.

Corría noviembre de 2011 y desde Polonia, país anfitrión de la Euro de ese año en conjunto con Ucrania, buscaba potenciar su plantel para tener la mejor actuación posible. En ese contexto, Franciszek Smuda, DT de la selección del citado país llegó al nombre del nuevo refuerzo cruzado, quien cuenta con ascendencia polaca.

“En noviembre me vino a ver gente de la Federación para preguntarme si me interesaba jugar para ellos. Me invitaron a realizar algunas prácticas allá, a jugar algún amistoso, para terminar jugando la Eurocopa de este año, que se juega en Polonia y Ucrania. Pero quedó todo ahí, yo les contesté que no sabía, que lo iba a pensar tranquilo”, contó en entrevista con Olé, en enero de 2012, el jugador que por ese entonces era titular indiscutido en San Lorenzo.

“Sinceramente, jugar una Eurocopa, o un Mundial, me motiva. Pero al mismo tiempo sé que no son los colores de mi país. Por ahora, igual, mi representante me dijo que no se volvieron a comunicar. Cuando lo hagan, y me pongan un plazo, lo analizaré bien”, agregó al respecto el propio Kalinski, quien finalmente no llegó a jugar por Polonia. Su indecisión y el cambio de cuerpo técnico tras la Euro 2012 le pasaron la cuenta.

De Carusso Lombardi y Pizzi a Salas

Después de aquella situación, “Kaly”, como le gusta que le llamen, siguió siendo inamovible en el elenco de Boedo, siendo pieza findamental de la campañana en la que zafaron del descenso de forma agónica en 2012 con el controvertido Ricardo Caruso Lombardi en el banco. Mientras que en la campaña del título en 2013 alternó con el actual DT de la Roja Juan Antonio Pizzi.

Con la llegada de Edgarzo Bauza fue perdiendo terreno, aunque sumó varios minutos en el campeonato local mientras el Cuervo lograba su primer título de Libertadores. Mientras que con Pablo Guede registró poca actividad, aunque dicha condición estuvo marcada por la fractura en el empeine izquierdo que sufrió en marzo.

Kalinski no juega desde el 13 de marzo de 2016, cuando estuvo 75 minutos en cancha en la derrota 2-0 como visita de San Lorenzo ante Arsenal por el campeonato argentino. Pero en su primer día en San Carlos de Apoquindo deja en claro: “estoy bien físicamente. Fue un receso muy largo y por eso estoy ansioso por jugar”.

Y esas ganas por jugar las evidenció en sus primeras horas en la precordillera. Cuando vino el tradicional juego con la pelota para posar ante las cámaras, el argentino tiró a modo de broma: “vamos a jugar un partido, mejor”. La Copa Chile, de incierto calendario aún, podría marcar su debut bajo la condución de Mario Salas.

A esta altura, con la mente puesta en su nuevo desafío, lo de Polonia no pasa de ser una anécdota. “Hubo un interés real, pero no se concretó y ahora no pienso en nada más que no sea Católica”, le dijo a un reportero de Radio Cooperativa que le preguntó por aquella ocasión en la que fue tentado para jugar en compañía de Robert Lewandowski y compañía.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo