Trastienda: El misterioso "retorno" de Bravo y las Copas se quedaron en el Nacional

En un evento con pocas emociones, los guardias se vieron hostiles con hinchas y la prensa del Homenaje a la Roja que terminó con un "emocionado" Juan Antonio Pizzi.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff 

La Roja vivió este domingo la masiva celebración del título de Copa América Centenario, con cerca de 25 mil hinchas que llegaron a festejar al Estadio Nacional. Pese a eso, sólo seis seleccionados estuvieron presentes en Ñuñoa, en un evento que no fue perfecto y dejó varias anécdotas tras bambalinas.

El repentino regreso de Claudio Bravo al Nacional, la ausencia del Chapa Fuenzalida en el bus de la Selección y mucho más se vivió tras la vuelta olímpica que realizaron los seis integrantes de Chile en la pista atlética del coloso ñuñoino.

Forofos querían sumarse a la fiesta

Cerca de 15 hinchas se lanzaron de las gradas del Nacional una vez finalizada la vuelta olímpica de la Roja. La intención era tocar la Copa América 2015 y la del Centenario 2016 pero sólo uno lo logró después de evadir la seguridad. Efectivos que estuvieron muy agresivos con forofos y la prensa tras el evento.

El bus se fue sin el Chapa

Eran tan pocos seleccionados en el bus de la Roja tras el evento que llamó rápidamente la atención de todos los presentes. Ahí los integrantes de la Selección viajaban con sus familias, a excepción de José Pedro Fuenzalida. El Chapa se fue con su familia y salió por la entrada de Pedro de Valdivia con su familia.

El misterioso retorno de Bravo

Nadie entendía nada en el Nacional cuando Claudio Bravo pidió bajarse del bus de la Roja y regresó a la cancha de Ñuñoa. Aunque algunos creían que quería sacarse fotos con la familia y la Copa, según confesaron a El Gráfico Chile, al capitán lo llamó su familia para irse aparte del resto de los seleccionados en su auto personal.

Las Copas se quedaron en Ñuñoa

En el evento estaban presentes los trofeos de la Copa América 2015 y la del 2016. Ambas se quedaron en el Nacional para que sean exhibidas en el Museo de la Selección que será en el propio coloso de Ñuñoa desde mañana hasta el próximo 23 de julio.

Edu Vargas “feliz”

El bigoleador de las dos últimas Copas América, Eduardo Vargas, fue uno de los pocos que se detuvo a hablar con la prensa tras el evento. Aunque escueto, Edu dijo a El Gráfico Chile estar “feliz y muy contento con el recibimiento de la gente”, antes de subir al bus de la Roja.

GRAF/DE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo