"Terminé ayudando de rebote a la Selección": las confesiones del abuelo chocho de la Roja

Alfonso Garcés, jefe de Captación de la UC, narra la familiaridad con la que vivió la conquista de la Copa América Centenario por parte del equipo de Juan Antonio Pizzi.

Por

Por Pablo Serey Correa

Nunca es tarde para que la vida presente grandes giros y bien lo sabe Alfonso Garcés a sus 76 primaveras. Durante el 2016, el jefe de captación de Universidad Católica ha vivido un año fulminante en cuanto a emociones originadas por un estallido de éxitos que vienen a coronar un silencioso y largo trabajo.

El título de la UC en el Clausura 2015-2016, marcado por la alta presencia de canteranos en el equipo de Mario Salas, y la conquista de la Copa América Centenario por parte de una Roja, cargada de hombres formados en San Carlos de Apoquindo, han vuelto muchas miradas a un Alfonso Garcés que ya no puede pasar desapercibido.

Tras la victoria chilena en Estados Unidos, muchos lo identificaron como el gran cazatalentos del nutrido semillero cruzado por el que pasaron 9 de los 23 jugadores que estuvieron en la nómina de Juan Antonio Pizzi en Norteamérica. Y como suele ocurrir, la explosión mediática irrumpe con sus cámaras sobre este tipo de personajes: hasta el matinal Buenos Días a Todos de TVN tuvo como invitado a Don Alfonso.

“Ahora estoy más famoso”, bromea Garcés al ser abordado por niños de la escuela de fútbol de la UC en la comuna de Peñalolén, quienes le piden abrazos y autógrafos al hombre que vio como Cristopher Toselli, Enzo Roco, Mauricio Isla, José Pedro Fuenzalida, Jean Beausejour, Gary Medel, Francisco Silva, Mark González y Nicolás Castillo, entre tantos otros, transitaron de la niñez a la adultez con una franja en el pecho.

En medio de una actividad de la rama social de Cruzados, el jefe de captación de Católica compartió con El Gráfico Chile cómo vivió el título chileno en la Centenario, el que estuvo marcado por la participación de aquellos hombres exitosos y adinerados que él vio crecer y que considera como sus “nietos”.

“Ayudé de rebote”

“Estoy feliz, de verdad estoy chocho con esos jugadores que observé y llevé al club. Ese es mi trabajo, ese es mi aporte al club, a Universidad Católica, más que para la Selección, a la que de cierta forma terminé ayudando de rebote”, expresa Garcés cuando se pone sobre la mesa el tema del título en la Copa América Centenario por parte de la Roja.

Más allá de celebrar como chileno la corona obtenida tras vencer a Argentina en Nueva Jersey, para quien trabajara en Colo Colo durante la década de los ’90, el triunfo que se selló con el tiro penal de Francisco Silva tiene un claro sentimiento familiar. El propio Gato y otros más crecieron al alero de sus consejos y de otros como Andrés Romero, Rodrigo Astudillo o Nelson Parraguez.

“Para mí todo es muy especial, a esta altura lo vivo como el abuelo chocho de todos ellos. Los vi de los 9 a los 19 crecer en las inferiores, después llegar al primer equipo, después llegar a la Selección y ahora los veo como campeones de América”, comenta con el pecho inflado, graficando un fidedigno orgullo paternal.

Además, el protagonista de esta historia destaca que “hasta se me combinaron varias generaciones de nietos”, recordando que entre los suyos tuvo a Mark González, nacido en 1984, a Gary Medel, del 1987 o Nicolás Castillo, del 1993, entre otros.

Pero vienen más, advierte. “Lo mejor que tenemos un trasfondo de talento. Se vienen muy buenos jugadores de las inferiores de Católica, que con seguridad van a ser seleccionados”, asegura.

Y es que la captación, tanto para Garcés como para la UC, no para. “Esto es de toda una vida, Católica ha sido señera en la formación de jugadores y lo bueno es que, si bien hemos conquistado mucho título en divisiones menores, este año logramos lo que nos faltaba: un título en el primer equipo que sirve de respaldo para para validar lo que hemos hecho toda la vida”, establece.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo