El dilema de Jeisson: "Para un niño que viene de una situación de escasos recursos no es fácil"

Durante la presente semana se debe resolver el futuro del promisorio atacante de Universidad Católica que es pretendido por el Bologna de Italia.

Por

Por Pablo Serey Correa “Estamos hablando de un niño”. Así, desde el círculo íntimo de Jeisson Vargas aterrizan los agitados días que ha vivido el talentoso delantero de Universidad Católica desde que se supo de la contundente oferta económica que presentó el Bologna de Italia, para quedarse con parte de su carta. Con apenas 18 años, el oriundo de Recoleta, en conjunto con su familia, está enfrentando la decisión más trascendental de su vida. Aceptar dar el salto a su temprana edad o seguir quemando etapas en su crecimiento futbolístico y personal en la UC, son dos vías que se le presentan al promisorio futbolista por estos días. Durante esta semana se debe resolver su caso. El club italiano habría ofertado cerca de 3 millones de dólares por el 50 por ciento de su pase y a más tardar el miércoles desde Cruzados debería emanar una respuesta al respecto. De concretarse la transacción, existe la opción de que Jeisson continúe una temporada más a préstamo en Católica. Pero más allá de cifras y plazos, para el propio jugador enfrentarse a estas decisiones ha sido algo fuerte. “El tiene el sueño de jugar en Europa”, apuntan desde su núcleo, aunque del mismo modo postulan que “también le gustaría seguir jugando en Católica un tiempo más”. A micrófono abierto, quien explica bien la situación del seleccionado Sub 20 es Fernando Cordero, a quien el propio Vargas ha reconocido como su gran consejero entre los más experimentados del actual plantel de la UC. “Para un jugador joven como Jeisson no es tan fácil el tema, sabemos lo que le pasa a cualquier jugador cuando lo están tentando de varios lados”, plantea el Chiqui. “Yo no puedo hablar por él, no sabemos lo que piensa. Si bien yo soy muy cercano y él me cuenta cosas, yo no las puedo estar revelando, son secretos entre amigos”, prosigue el futbolista surgido en Unión Española. El zurdo va más allá y pone en contexto la situación socioeconómica del pretendido por el Bologna. “Sé que no son situaciones fáciles, para un niño que viene de una situación de escasos recursos que le cambie la vida así no es fácil, espero que salga todo bien. Si se tiene que ir que le vaya bien, si se tiene que quedar sabe que será bienvenido porque es un gran aporte al equipo. Lo que salga, que sea lo mejor para él y su familia”, comenta. Sobre el asunto de la edad para partir, Cordero no muestra inconvenientes y argumenta que “a Jeisson lo hemos disfrutado harto y si se tiene que ir ahora que le vaya bien, los que lo conocemos más sabemos que no es fácil estar en su posición. Esperamos que le vaya bien no más. Los grandes jugadores no necesitan edad para irse”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo