Año maldito: Capitán de San Marcos fue separado del plantel por pelea en centro nocturno

Emiliano Astorga tuvo que tomar la decisión justo cuando se encuentra convaleciente tras un accidente doméstico. Cristian Jelves alega inocencia.

Por

El Gráfico Chile El ambiente en San Marcos de Arica era de festejos hace sólo un año, el equipo peleaba un cupo a la Copa Sudamericana y la gente disfrutaba del equipo en Primera. Realidad totalmente distinta a lo que ocurre en 2016, con el equipo en la B, eliminado de la Copa Chile y sumergido en un par de episodios desafortunados. La semana negra que corona este año maldito terminó con el empate 2-2 ante Deportes Iquique, su clásico rival, que desembocó en la temprana salida de la competición -que mezcla equipos de ambas divisiones- pero comenzó con otros dos episodios que fueron revelados. Según La Estrella de Arica, el entrenador del equipo Emiliano Astorga tuvo que lamentar un accidente doméstico que interrumpió su semana. El adiestrador tuvo un golpe de corriente en el brazo, recibió sutura y tuvo que inmovilizar su extremidad, tras “manipular una cocina eléctrica”. Así con el brazo en cabestrillo, recibió una noticia dolorosa: el capitán del equipo santo, Cristian Jelves, fue sorprendido en un acto de indisciplina en un pub de Arica, donde habría sido parte de una pelea con hinchas, según informó el medio local. El jugador quedó al margen del trascendental partido y se estudia su continuidad en el plantel de cara al torneo nacional de la Primera B, campeonato en el que Arica quieren comenzar a olvidar los siete meses de terror de este 2016. GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo