Quili Vilches: "Me debo a la U, pero esto es un trabajo con el que alimento a mi familia"

El defensa y refuerzo de 33 años anticipó el próximo torneo de Apertura 2016, no quiere más burlas por su pasado albo y reveló detalles de su regreso a Chile desde el Atlético Paraenense de Brasil.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff  El defensa chileno Christián Vilches tiene 33 años y viene llegando de su única aventura fuera de Chile, jugando por Atlético Paranaense de Brasil. El zaguero jugó más de 40 partidos, marcó goles y estaba consolidado en su club, pero un llamado de Sebastián Beccacece y necesidades familiares, hicieron que el ex Colo Colo se decidiera a firmar por Universidad de Chile.  La idea del Quili es desmarcarse de su pasado albo, y pensar en el plan que le propuso el ex ayudante técnico de Jorge Sampaoli para la U.Para él, su hogar e hijas son lo más importante en la vida, pero la decisión de llegar a la U, va de la mano de un hambre de éxito, que incluye la ilusión de ganar un título con los azules durante el Apertura 2016 que pronto comienza.  Pese a eso, para el experimentado Vilches no existe la presión. La exigencia de estar en un club grande, los campeones de América, Johnny Herrera, la inestable situación de Beccacece o la fuerte inversión en refuerzos para el plantel, no parecen inquietar ningún día al apacible jugador, quien anticipó lo que será la próxima temporada con la U a El Gráfico Chile.  ¿Cómo fue la aventura en Brasil? Una experiencia bonita la de ir. Agradecido de Dios por eso. La verdad es que no pensé que la edad que tenía, a los 33 años, después de haber jugado toda la vida en Chile, iba a poder jugar en un fútbol tan competitivo como el brasileño. Me encontré con un club muy serio, en cuanto a infraestructura te entregaba todo y lindo estadio. Me tocó la fortuna de hasta hacer goles. ¿Por qué te viniste entonces? Asuntos personales, la verdad es que yo tengo hijos grandes y me costó que ellos se adaptaran a Brasil, al fútbol de allá que tiene alrededor de 80 partidos al año, acá 40, y yo no estaba nunca en la casa. A veces me tocaba salir un día lunes, y no volvía porque me tocaba jugar dos partidos de visita y después llegabas al otro lunes y te tenías que concentrar para el día miércoles, entonces para mi familia se hizo muy difícil y eso gatilló en mi decisión de venirme. ¿Qué es lo que más te atrae de volver a la U? Quien me motivó a venir acá fue Sebastián (Beccacece). Él me planteó que tenía una propuesta muy interesante para lo que venía en este torneo y por ahí me sentí motivado a participar de esto tan bonito que él planifica, así que contento de haber llegado acá. ¿Te ha traído problemas? Uno está consciente de que te puede traer complicaciones estas decisiones, pero al final esto es un trabajo y yo me debo a él, tengo que alimentar a mi familia. Esta carrera es corta, yo ya estoy en la última etapa de mi carrera así que no me queda nada más que pensar en eso. Aparte llego a una institución maravillosa, yo feliz de haber tomado la decisión de estar acá y agradecido de que hayan confiado en mí. Se viene un torneo complicado. ¿Cómo ves a la U y quién es el candidato a ganarlo? Hemos evolucionado mucho en tanto a los primeros partidos, y nos da para ilusionarnos. Sabemos que estamos en una institución grande a nivel chileno y sudamericano, que tiene que estar peleando el torneo, no sirve ni el segundo ni tercer lugar, sino que tiene que pelear arriba y en esa parada estamos. Sabemos que hay equipos fuertes igual que nosotros, con la misma misión, así que será muy duro. ¿Existe una presión extra por la fuerte inversión en refuerzos y también de Beccacece? Estamos en un equipo grande, la presión está siempre, lleguen dos o tres refuerzos aquí el equipo te obliga a ser campeón. Y de Beccacece, tú sabes que el primer perjudicado de una mala campaña siempre es el técnico, sobre todo en los grandes, si uno no consigue resultados inmediatos, pasa la guillotina ahora. Eso él lo tiene claro, todos en verdad así que esperemos que nos vaya bien porque trabajamos para eso. ¿Cómo te has llevado con él y con el trabajo de Luis María Bonini? Bien, los dos trabajan de forma agradable para todos. El ambiente ha sido bastante grato. El trabajo de Bonini es intenso, lo que es similar a los partidos así que va adaptandote a lo que será el fin de semana. ¿Cómo fue la experiencia de trabajar con la visita de jugadores como Edu Vargas, Isla, entre otros? Los conocía a todos por la Selección y siempre es grato compartir con ellos, que transmiten su experiencia, así que ahí pudimos disfrutarlos un rato mientras venían a estirar las piernas. ¿Cómo es la oportunidad de jugar con los campeones de América? Un privilegio jugar con este tipo de jugadores, disfrutar la calidad de ellos. ¿Johnny Herrera grita mucho para ordenar a los defensas? No, él maneja muy bien ese tema y creo que en la parte defensiva la vamos mejorando cada día mucho mejor y ahí gritamos lo justo y necesario, porque los gritos en exceso no son buenos y él sabe manejar ese tema bien.  ¿Qué te parece el Superclásico especial que habrá con ex Colo Colo y ex U? Será interesante, pero queda aún mucho tramo para pensar en Colo Colo. Hoy en día pensamos en lo que es Wanderers este fin de semana. Será un lindo desafío, pero falta mucho todavía, ya llegará esa semana y se vivirá como se viven los clásicos. ¿Christian, cuáles son tus pasatiempos? Yo soy bien casero, me gusta estar con mis hijos, disfrutar de ellos. El tiempo pasa rápido, ellos crecen rápido así que los quiero disfrutar al máximo. Tengo cuatro hijos, el más pequeño que es el regalón tiene dos años. ¿Es posible volver a la Selección desde acá? Todo es posible, nada es imposible, así que con harto trabajo y buenas actuaciones, creo que es una buena posibilidad. GRAF/DE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo