Columna de la UC: Con la ilusión de volver a verte...

"El equipo promete, la gente responde, los jugadores se identifican y la dirigencia realiza gestos significativos para que todos unidos podamos ilusionarnos con ganarlo todo".

Por

Por Álvaro Burgos – @alvaroburgosMedio partidario Frecuencia Cruzada Twitter: @FrecCruzadaFacebook.com/FrecuenciaCruzadaSoundcloud.com/FrecuenciaCruzadaIssuu.com/FrecuenciaCruzada Se inició el torneo y el sabor que queda es de amargura, pero a la vez con un dejo de esperanza. La UC se enredó en casa y no supo cómo cerrar las ocasiones de gol generadas, de igual forma mostro un buen volumen de juego con Kalinski y Noir debutando a gran nivel. Si el hincha de la UC se caracteriza por tener algo, esa es la fe. Nunca hemos perdido la ilusión de levantar la copa cada vez que arranca el torneo. Variantes hay, ganas también, convicciones por doquier, el bicampeonato pasa a ser una obsesión de los dirigidos de Salas y en un calendario apretado con exigentes viajes, veremos si Mario Salas es capaz de seguir aprendiendo y tener la claridad de poner las piezas en el lugar adecuado de este ajedrez blanco y azul. Cambio de presidente y pareciera que hubiesen oxigenado una pieza que parecía clausurada de extremo a extremo, entro algo de viento, pusieron el pie para que no se volviera a cerrar la puerta y siguiera entrando nueva energía. Juan Tagle solo cambio su posición en el palco, ahora se le ve en la primera línea, pero no modifico su vestimenta, su camiseta amarrada en la espalda, su gorra militar y su presencia en la zona de calentamiento sobre el césped de San Carlos de Apoquindo pareció inalterable, son detalles, matices, pero que demuestran “cercanía”. El viernes pasado le pusieron una solución tópica para curar heridas a la piel de Los Cruzados, la vuelta de Milovan se agradece, da igual si juega de volante de contención, mixto, salida, de centro delantero o simplemente no juega y es parte del plantel, Mirosevic debía volver a casa y lavar en ella, la ropa sucia que pudo haber quedado. Se comienza a cerrar una de las estocadas que nos marcaron, esas que no iban a tener ni perdón ni olvido si no tenían un final como éste. La ilusión de volver a verlos campeones tiene un precio, un expendio en dinero, que al menos jugando de local, es totalmente contradictorio con el mensaje de “cercanía” que quiere dar la dirigencia. Que hay valores de preventa, que te puedes hacer socio, que pagar anticipado es mejor, que el ticket se vende por internet y todas esas variables que nos entrega el mercado, son argumentos válidos, pero no compartidos por la mayoría. El día de partido una galería vale 7.000 pesos, un valor que para muchos cruzados es inalcanzable y por ende “aleja” de la cancha al más ferviente hincha. El equipo promete, la gente responde, los jugadores se identifican y la dirigencia realiza gestos significativos para que todos unidos podamos ilusionarnos con ganarlo todo, Bi campeonato, Sudamericana, Súper Copa y Copa Chile, en 4 meses podemos tocar el cielo nuevamente y abrazarnos para gritar ¡Campeones! GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo