Beccacece llega a un nuevo "Día D" con crédito del plantel y espaldarazo de Azul Azul

El defensor Gonzalo Jara reveló el respaldo que presentan todos en el CDA, y que podría ratificar la continuidad de su técnico en la reunión de directorio de este miércoles.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff

A pesar del pésimo rendimiento que acumula Sebastián Beccacece en el banco de la Universidad de Chile -un punto en dos partido-, en el CDA han respaldado plenamente al rosarino. El pasado lunes, y a través del director ejecutivo de la concesionaria, Pablo Silva, afirmó que para Azul Azul: “él es nuestro técnico y las evaluaciones del técnico se harán cuando corresponda”.

“El tema de Sebastián se va a tratar, aunque no se va a tratar la continuidad de Sebastián”, añadió el dirigente a El Gráfico Chile, en base a la reunión de directorio ordinaria que sostendrá la concesionaria este miércoles. En esa junta, varios directores presentarán su intención de que Beccacece salga del banco de la U, pero la decisión final la tendrá el presidente y accionista mayoritario, Carlos Heller.

Ante ese escenario, el timonel deberá sopesar los diferentes factores que afectan en la decisión de definir la continuidad o salida de Beccacece. En el caso de querer despedir a su DT, Azul Azul deberá pagar cerca de $1.540 millones de pesos al cuerpo técnico que encabeza el argentino, debido a los 22 meses de contrato que aún le quedan en la U.

Un monto que incluye al propio adiestrador y a sus colaboradores, quienes dejarían La Cisterna si es que Beccacece es cesado de sus funciones. Un apoyo que el ex ayudante de Jorge Sampaoli también tiene en varios integrantes del plantel, quienes han demostrado su intención de que el entrenador de los laicos siga en la banca azul.

“El tema de ratificar a un DT para nosotros es fundamental, siempre he sido partidario de los procesos. Sabemos que el fútbol son resultados pero lo mejor que pudo hacer la dirigencia es ratificar a ‘Seba’. Van recién dos fechas, para mí no es nada”, señaló el defensa Gonzalo Jara.

La razón, según confesaron a este medio, radica principalmente en que muchos de los refuerzos que llegaron este año a la U, “fue por la promesa de triunfo que les prometió el entrenador y por eso creyeron en su proyecto”.

Beccacece sigue con saldo a su favor para seguir siendo el DT de los laicos, pero la última palabra la tendrá la cesión de este miércoles que en algo podría cambiar el destino del equipo en lo que queda del 2016.

GRAF/DE

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo