Calma en la UC tras caer en Bolivia: "Por lo menos sentimos que es un resultado abordable"

El capitán de la Universidad Católica, Cristián Álvarez, aseguró que el descuento de Fernando Cordero deja la llave abierta ante Real Potosí por la Copa Sudamericana.

Por

Aton Chile

El plantel de Universidad Católica regresó este miércoles a Santiago desde Bolivia, donde la noche del martes cayó por 3-1 frente a Real Potosí en su estreno en la Copa Sudamericana 2016.

Y a la llegada al país, el defensa y capitán de los cruzados, Cristián Álvarez, se mostró optimista de poder revertir la serie ante los altiplánicos en la revancha de miércoles 17 de agosto en San Carlos de Apoquindo.

“No es fácil jugar allá, el viaje, la altura. Todo nos complicó, pero sabemos que podemos darlo vuelta (…) Fue una derrota dura, no la esperábamos, pero por lo menos sentimos que es un resultado abordable”, reconoció el zaguero.

“Fue un gol importante, y nos quedamos con eso, con que la llave quedó abierta, porque sabemos que jugamos mal, no hicimos el partido que queríamos, y ahora seguramente la gente nuestra llenará el estadio para salir a dar vuelta el partido”, añadió.

Eso sí, el curicano recalcó que no pueden cometer las mismas fallas exhibidas en el inicio de cada tiempo en el estadio Víctor Agustín Ugarte.

“Se cometieron errores y hay que corregirlos. No sólo para el miércoles, también para el domingo (ante Palestino por el Torneo de Apertura)”, sostuvo.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo