Mario Salas reconoce mal momento de la UC: "De esto tenemos que salir todos juntos"

El DT pidió la ayuda de la hicnahda cruzada para salir del mal momento que se alargó con una derrota ante Wanderers en San Carlos de Apoquindo.

Por

El Gráfico Chile

La Universidad Católica cerró una semana para el olvido donde además de quedar eliminado de la Copa Sudamericana, perdió como local ante Santiago Wanderers por el Torneo de Apertura y su técnico Mario Salas, asumió el mal momento del club.

Tras el 1-2 contra los Caturros, el Comandante reconoció que su equipo no está rindiendo al nivel que le significó ganar el Clausura pasado: “No fue un buen partido, nos está costando marcar, nos llegan poco y nos estan haciendo goles. Caímos en las mismas situaciones de juego que el último partido, generamos cosas negativas para nuestro juego”, asumió en conferencia de prensa.

Católica juega mal y muestra signos de desesperación en el inicio de temporada, pero el Comandante cree que con el apoyo de la hinchada se podrá salir adelante del mal momento: “El hincha está para alentar, tienen que aplaudir a los jugadores y apoyar, a Católica se le pueden criticar cosas futbolísticas pero no se le puede decir que el equipo no va al frente. La gente está para alentar y de esto tenemos que salir todos juntos. Los objetivos se ven lejanos, perdimos en la Sudamericana, pero ahora hay que alentar, presionar al equipo rival más allá de los deficit, todos tenemos que tirar el carro hacia adelante”, señaló.

Más allá de la llamativa petición, Salas asume su responsabilidad en el inicio de torneo que tiene al equipo viviendo  su peor inicio desde la era de Oscar Garré en 2004: “El responsable de esto soy yo, como jefe del cuerpo técnico. Se nos complica mucho, quedamos a siete puntos del puntero, ahora debemos levantar la cabeza y seguir adelante, tenemos que reflexionar y pensar en el partido contra la Universidad de Chile”, adelantó.

La UC jugará el próximo sábado contra la U en el Nacional y el entrenador sabe la presión que tendrá sobre sus hombros: “No me afectan las pifias. Como no me creo las loas cuando fuimos campeones, no me afecta esto ahora, sigo con mis convicciones, seremos inteligentes y ahora queda darle para adelante, como técnico tengo que estar curtido”, finalizó tras la tensa conversación con los periodistas.

GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo