Beccacece y su patada al refrigerador: "Mi hija me dijo que no sé perder, me equivoqué"

El técnico de la U pidió perdón y aseguró que "siento vergüenza por mi accionar del sábado".

Por

El Gráfico Chile A tres días de la dolorosa derrota de Universidad de Chile a manos de Universidad Católica por 0-3, el técnico de los azules Sebastián Beccacece pidió perdón por la patada que le propinó a un refrigerador de bebidas isotónicas, la que consideró como un “accionar desmedido”. “Quiero pedirle disculpas a los hinchas, a los dirigentes, a la gente del fútbol, porque he cometido un error, un impulso que no corresponde. La mejor manera es asumiendo el error, dando la cara y asumiendo”, reconoció el adiestrador azul. “Lo he pasado muy mal, principalmente porque soy padre de dos niñas y considero que la acción ha sido desmedida. Mi hija mayor me dijo que no sé perder, me equivoqué, tendré que asumir y hacerme cargo. A mi hija no le contesté, porque me dijo algo tan contundente que a veces el silencio es lo mejor. Es un mensaje fuerte, a veces los niños nos enseñan a los adultos”, añadió. Además, el ex ayudante de Jorge Sampaoli se refirió al duro momento que vive desde que llegó al conjunto estudiantil. “Mi estadía en la U ha sido traumática en muchos aspectos. Lo he compartido con la familia y los amigos. Uno no sólo compate alegrías. Hay que apoyarse en la gente que está contigo. He sentido el apoyo, además, de la gente de la U y de los directivos en su momento”, cerró. GRAF/RR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo