Paraguay aprovechó a una Roja que entró dormida y la bajó de las nubes

Chile tuvo un inicio de partido de pesadilla en Asunción y terminó perdiendo. La Selección quedó séptimo en la tabla de posiciones para Rusia 2018.

Por

Por Giuseppina Lobos, enviada especial a Asunción Una pesadilla vivió Chile en el inicio del partido ante Paraguay, de la cual no se pudo escapar, pese a que intentó pestañear, pero no le alcanzó. Los guaraníes ganaron por 2-1 en el Defensores del Chaco, dejando al cuadro criollo, por ahora, fuera del Mundial. La palabra modorra grafica perfectamente cómo entró la Roja a la cancha asunceña. En apenas nueve minutos ya estaba perdiendo por 2-0. El equipo que salió bicampeón de América pareciera que se quedó en Estados Unidos. A los seis minutos explotó el estadio. Error garrafal en la salida de Arturo Vidal, la pelota le quedó a Óscar Romero y con un zurdazo potente batió la resistencia del debutante Cristopher Toselli, quien pese a estirarse nada pudo hacer. El equipo de Pizzi no se sacudía de la apertura de la cuenta y llegó el segundo, con un viejo expediente del futbol paraguayo, la pelota muerta. Esto porque Paulo Da Silva aprovechó un piveteo de Gustavo Gómez tras un córner, para mandar la pelota dentro del arco desde el área chica. La “Guerra del Chaco” la estaban ganando otra vez los guaraníes. “Chile, Chile”, se empezó a escuchar en las tribunas cada vez más fuerte. El aliento de la Marea Roja tenía total relación con el despertar de la Selección, que empezó a manejar el partido en la mitad de la cancha, con el circuito Vidal-Aránguiz como principal arma para llegar al arco de Diego Barreto. La mejor del equipo criollo llegó a los 25′, cuando José Pedro Fuenzalida se decolgó por la derecha y manó un centro para Eduardo Vargas, quien probó con una vistosa chilena, que sacó como pudo el meta local. A los 35′ Mena se escapó por la izquierda, pero el juez Néstor Pitana cobró una falta previa. Todo Chile reclamó porque pedían “ley de ventaja”, sin embargo el argentino dijo que era tiro libre. Ahí nació el descuento, porque Charles Aránguiz envió un centro al corazón del área que peinó Vidal, para anotar su cuarto tanto en el proceso a Rusia 2018, y la ilusión del bicampeón. No se pudo A sufrir otra vez en el comienzo. Los locales se fueron con todo en busca del tercero y lo tuvieron en los pies de Romero. Isla se equivocó y el zurdo pateó con fuerza rasante, para que Toselli mostrara sus reflejos enviándola al córner. Los enredos defensivos seguían, lo que dejó un damnificado para el partido ante Bolivia. Gary Medel se ganó amarilla por un entrevero con Gómez, por lo que está suspendido para el encuentro ante los altiplánicos del martes. Gol anulado de Chile en los 66′. Gran jugada personal de Alexis, que eludió a un par de rivales y se juntó con el ingresado Puch, sin embargo el Comando estaba adelantado y la definición del Niño Maravillo estaba viciada. Seguía acechando el campeón continental. Vargas, que no jugaba un partido desde la Copa América Centenario, mandó un derechazo que le dio un beso al poste de Barreto. El empate ya lo merecía Chile… Pizzi quería al menos el punto y mandó a la cancha a Mauricio Pinilla, quien fue figura en el pasado partido clasificatorio ante Venezuela, aunque ahora no tuvo suerte. El descontrol una vez más se apoderó del Pitbull, quien en el tiempo agregado fue expulsado por Pitana por una serie de insultos y reclamos. No estará el martes, quizá tampoco en octubre contra Ecuador, eso lo dirá la Conmebol. La presión que ejerció el equipo nacional no le bastó para igualar las acciones y se viene con las manos vacías de Paraguay. Ahora a pensar en Bolivia, partido donde los tres puntos son importantísimos, porque por ahora Chile está fuera del próximo Mundial. GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo