Arturo Vidal pasó las penas disfrutando su jornada libre en el Club Hípico

El Rey recibió el cariño de los fanáticos "burreros" en Blanco Encalada donde presenció el triunfo de su yegua "La Chamarista".

Por

El Gráfico Chile Arturo Vidal no salió feliz de la cancha del Defensores del Chaco. Tras sus declaraciones en la previa diciendo que la Roja estaba entre los mejores equipos del mundo, toda la presión de los fanáticos cayó sobre sus espaldas y pese a que anotó el descuento en la derrota 2-1 no pudo evitar la caída en la séptima jornada de las Clasificatorias. El día después fue más duro, con la prensa paraguaya burlandose y recibiendo las críticas de los hinchas que no apoyaron sus comentarios por el desempeño de Cristopher Toselli, el jugador del Bayern Munich necesitaba un respiro. Por eso aprovechó la tarde libre que le dio Juan Antonio Pizzi y botó todas las tenciones en una de sus pasiones, la hípica. En el Club Hípico, Vidal volvió a ser el Rey y entre gritos y vales al aire se dio el gusto de celebrar el triunfo de una de sus yeguas favoritas. “La Chamarista” se impuso en la recta final a “Fran Par”, desatando la euforia del jugador y del público presente en Blanco Encalada que apludió a su estrella cuando se dirigió a la pelousse a recibir el premio de ganador en el clásico en triubuto al caballo “Jaws”. Vidal regresará a los entrenamientos este sábado preparando el partido contra Bolivia que se disputará en el Estadio Monumental el día martes. GRAF/JR    

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo