Gary Medel acudió a sus padres para pasar la pena tras la expulsión en Asunción

Marisol Soto y Luis Medel llegaron hasta los camarines para apoyar a su hijo quien quedó destruido tras la roja ante Paraguay.

Por

Por Giuseppina Lobos, enviada especial a Asunción, Paraguay Luego de que Claudio Bravo decidiera no participar en esta doble fecha eliminatoria, toda la responsabilidad de la capitanía cayó sobre Gary Medel quien fue elegido por sus propios compañeros como el líder del equipo. Pero el defensa del Inter de Milán no logró completar su tarea completamente. A pocos minutos de terminar el encuentro frente a Paraguay, y cuando La Roja ya caía 2-1, Gary Medel se vio enfrascado en una discusión con el árbitro Néstor Pitana porque cobró una mano de Eduardo Vargas al borde del área grande. Tras algunos minutos de pelea, Medel se llevó la mano a la boca y siguió disparando. A pesar de que no se conoce la versión de Pitana, se cree que el chileno lo insultó por eso le mostró la tarjeta roja directamente. Mientras los jugadores se duchaban en el camarín, los papás de Gary Medel hicieron su ingreso a la zona mixta. Ahí esperaron al volante, quien una vez que vio a sus padres los abrazó inmediatamente. Con la mirada perdida y sentado sobre una mesa en las afueras del camarín, Medel intentaba explicarle a Marisol los motivos de su expulsión. Tras cinco minutos reunidos, el volante fue llamado por los integrantes del cuerpo técnico y se retiró en silencio del Defensores del Chaco. Los padres del jugador salieron del lugar bastante emocionados por el mal momento que pasó su hijo en Asunción. GRAF/RR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo