Desde la humillación en Brasilia que Chile no sabe de una defensa sin sus líderes

Claudio Bravo, Gary Medel y Gonzalo Jara, los principales referentes en la zaga de la Roja en la última década no estarán ante los altiplánicos el próximo martes.

Por

El Gráfico Chile El 3 de septiembre de 2005, cuando el Chile de Nelson Acosta sucumbió por 5-0 ante Brasil como visita por las clasificatorias a Alemania 2006, fue la última vez que la Roja jugó un partido por los puntos sin ninguno de los tres grandes líderes de su defensa de la última década: Claudio Bravo, Gonzalo Jara y Gary Medel. Y aquello se repetirá este martes en el Estadio Monumental ante Bolivia, ya que ninguno de los tres mencionados, por distintos motivos, estará en el encuentro válido por la octava fecha de las eliminatorias sudamericanas a Rusia 2018. Juan Antonio Pizzi deberá echar mano a una zaga inédita y con escasa experiencia. Para el arco, Cristopher Toselli arranca con ventaja ante Miguel Pinto y Paulo Garcés, mientras que en el centro de la defensa Enzo Roco aparece como fijo. El asunto pasa por el acompañante que tendrá el hombre del Cruz Azul. Ahí aparecen Christian Vilches, Miiko Albornoz, Francisco Silva y Erick Pulgar como opciones. El único de ellos que cuenta con alto roce por la Roja es el Gato, sin embargo la mayoría de sus actuaciones han sido en el mediocampo. Por otro lado, el oriundo de Quillota emerge como principal carta para ocupar la plaza de volante de quite, ante la ausencia por lesión del titular Marcelo Díaz. Referentes por una década Desde aquel empate 1-1 ante Colombia como visita rumbo a Alemania 2006 (07/10/05), cuando Nelson Acosta optó por colocar a Claudio Bravo en el arco, el oriundo de Viluco no soltó más el puesto y, con el tiempo, se convirtió en el principal referente de la defensa chilena. Marcelo Bielsa, Claudio Borghi y Jorge Sampaoli depositaron confianza absoluta en él y Pizzi siguió en la misma línea. Por su parte Gonzalo Jara tuvo sus primeros duelos oficiales en la Copa América de 2007 en Venezuela, pero fue en las eliminatorias a Sudáfrica 2010, con Marcelo Bielsa en el banco, cuando se consolidó. Eso sí, tras su participación en el “Bautizazo” lo tuvo marginado en parte del período de Claudio Borghi, mientras que en la primera parte del ciclo de Jorge Sampaoli fue suplente de Marcos González. En tanto Gary Medel, se convirtió en hombre fijo en la Roja tras su exitoso debut oficial: el triunfo 2-0 sobre Bolivia en La Paz, con dos tantos suyos. De ahí en adelante siempre fue estelar, aunque con el Bichi se trasladó a la contención en mediocampo. Y la estadística deja en claro la relevancia de los tres protagonistas de esta nota durante la época de la “Generación Dorada”. Sacando a Alexis Sánchez, quien ostenta 102 partidos jugados, Bravo (106), Medel (96) y Jara (95) son los jugadores con más partidos en la historia de la Selección. Han habido algunos de encuentros por los puntos en que no ha estado en su totalidad el tridente mencionado e incluso un par de lances en que sólo ha aparecido uno de los tres, pero desde la goleada 5-0 ante la Canarinha en Brasilia que la Roja no sabe de una defensa sin sus grandes líderes. Por ello, Bolivia será una prueba de fuego para quienes deban reemplazar a tres de los futbolistas más relevantes en el éxito alcanzado en los últimos años. GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo