El goleador de las inferiores de la UC que triunfa en Cobreloa: "Acá sí me siento importante"

Luego de no ser considerado por Mario Salas, José Pablo Monreal decidió partir a Calama donde es titular indiscutido y máximo artillero del equipo loíno.

Por

Por: Giuseppina Lobos, El Gráfico Chile Los últimos meses han sido bastante movidos para José Pablo Monreal. En una decisión que analizó con su familia, el delantero de 20 años decidió cambiar todas las comodidades de Universidad Católica para emprender una nueva aventura en el fútbol profesional. El equipo que lo recibió fue Cobreloa, donde hoy en día es una de las figuras más importantes del plantel, pese a que los naranjas viven un muy mal momento en la Primera B. Pero antes de arribar a Calama y ser uno de los goledores del equipo, Monreal tuvo que recorrer un largo camino donde Mario Salas, el Monterrey de México y Arturo Norambuena tuvieron un papel importante. “Si pudiera elegir un partido que marcó mi carrera fue contra Unión Española en la Sub 15. Era cuartos de final e íbamos empatando a uno; el profe Norambuena me metió en el segundo tiempo y me dijo: ‘Tú me vas a salvar el partido’. A la primera jugada me paso a dos jugadores, me sale el arquero y se la pico. Me acuerdo que estaba la serie más grande viendo el partido y empezaron aplaudirme”, recuerda el atacante a El Gráfico Chile. Tras ese partido, Monreal tuvo un despegue en la UC: Fue goleador en cuatro de los cinco años que vistió la camiseta cruzada y los hinchas comenzaron a pedir su nombre en el primer equipo. Pero el técnico Mario Salas no tenía la misma opinión y jamás lo vio como una opción real para la delantera. “Le estaban dando la oportunidad a otros compañeros más chicos y uno desde fuera, lo veía muy raro. Siempre me cuestionaba y me llamaba la atención la decisión de Salas. Pero con el correr del tiempo llegué a la conclusión que simplemente no era de su gusto”, sentencia el atacante. Ante este escenario y teniendo en cuenta que la dirigencia de Cruzados nunca le ofreció un contrato profesional, el delantero tomó sus maletas y viajó hasta México para así aprovechar una invitación del Monterrey. “Cuando recibí la noticia sentí una felicidad enorme. Monterrey es un equipo muy grande en México y fue un orgullo. Tuve una experiencia muy buena allá. ¿Los entrenamientos? Era muy parecidos a los de Chile, pero con la diferencia que al final nos obligaban a quedarnos para hacer trabajos específicos en delantera, mediocampo y defensa”, comentó sobre su paso de un mes en tierras aztecas. En este período, el ex canterano de la UC reafirmó la idolatría de los mexicanos hacia Humberto Suazo. “Me quedé en la misma pensión que él cuando llegó a México. Suazo es el ídolo máximo del club y no tengo dudas que allá lo quieren mucho más que en Chile, a pesar de todo lo que le dio a la selección y a Colo Colo”, confiesa el atacante. El reconocimiento público y su vida en Calama Debido a la nula intención que tenía el cuerpo técnico de integrarlo completamente al primer equipo, Monreal decidió cerrar el capítulo en San Carlos de Apoquindo y comenzó a escribir una nueva historia en Cobreloa, equipo donde firmó por un año. Desde que arribó a la Segunda Región, el atacante llamó la atención de la exigente hinchada loína: En ocho partidos ha sumado cinco goles (incluyendo dos marcados ayer jueves en Copa Chile) y se vislumbra como la gran esperanza del plantel para salir del mal momento que pasan en el torneo nacional. “Me siento parte importante del equipo. Mis compañeros y el técnico me lo hacen sentir así, para qué decir la hinchada que se ha portado muy bien conmigo. Soy importante, pero no quiero agrandarme por eso”, afirma Monreal, quien ha contado con la confianza de Carlos Rojas, ex técnico del club y César Bravo, DT interino. El rendimiento de Cobreloa va en caída libre con el paso de las semanas. El cuadro loíno actualmente se encuentra en el último lugar de la tabla de posiciones con solo dos puntos en cinco partidos, una situación insólita para uno de los grandes del fútbol nacional. “El mal momento pasa por errores puntuales. En el juego siempre somos superiores a los rivales, tenemos más llegada, nos creamos más ocasiones; pero nos falta ser más concretos arriba y ordenarnos en la defensa. Lo importante ahora es revertir esto y ascender”, indicó. Monreal espera que la próxima semana ante Rangers puedan sumar sus tres primeros puntos en el torneo y de esta manera comenzar el despegue definitivo a la Primera División. Y en lo personal, demostrarle a la UC que cometieron un error al dejarlo partir. GRAF/GL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo